Cómo mejorar tus relaciones personales
En todas partes y a todas horas nos relacionamos con personas con diferentes formas de ser, opiniones, que nos resultan simpáticas o antipáticas y que muchas veces suponen una parte importante de nuestras vidas. Nos puede ocurrir que, aunque nos sintamos satisfechos en algunos aspectos de cómo nos relacionamos con los demás, existan ámbitos o momentos en los que nos gustaría mejorar nuestras relaciones personales, ya sea para tener más amigos, conocer a nuestra nueva pareja o tener un mejor ambiente de trabajo.

Lograrlo no siempre es sencillo, pero existen técnicas que nos ayudarán a lograrlo y a facilitar nuestras relaciones con los demás.
Seguir leyendo

Tipos de habilidades sociales
Las habilidades sociales son aquellos comportamientos que nos facilitan la interacción con las demás, independientemente de cual sea el contexto en el que se realiza la relación. Quienes tienen más habilidades sociales tienen más posibilidades de éxito en sus relaciones con los demás, mientras que quienes carecen de ellas o no las han desarrollado apenas va a encontrar muy complicado interaccionar con los demás, lo que seguramente desembocará en cierto aislamiento social.

Las habilidades sociales más útiles en nuestras relajaciones con los demás son las siguientes:

Empatía: Esta habilidad nos permite comprender cómo se sienten los otros, sentir compasión por ellos y solidarizarnos con sus sentimientos y vivencias.
Seguir leyendo

Cómo mejorar tus habilidades sociales
Hay personas que nacen con aquello que se conoce como “don de gentes”. Son aquellas que saben encajar en cualquier situación social y salir del paso de la misma, que tienen facilidad para relacionarse con los demás y cuyas relaciones personales son muy fluidas.

Para otras personas, por el contrario, la interacción social llega a ser un suplicio, ya que no saben bien cómo desenvolverse estas situaciones. Carecer de estas habilidades, sin embargo, no implica que debamos renunciar a nuestra vida social, porque podemos mejorarlas para, de ese modo, gustarnos más a nosotros mismos y ser más y mejor valorados por los demás.
Seguir leyendo