Malas prácticas que fomentan el estrés
Muchas personas hablan del estrés como si fuese un factor externo que afecta a su vida de modo inevitable. Sin embargo, tu nivel de estrés tiene más que ver con tu estilo de vida. Existen malos hábitos que pueden producirte altas dosis de malestar en la gestión del tiempo. Una de las más frecuentes es la postergación, dejar para mañana aquello que puedes hacer hoy.

Y cuando llega mañana, volver a aplazar esa tarea que te habías propuesto llevar a término. De este modo ocurre, que algo que no era urgente en un primer momento, finalmente acaba siéndolo por agotar el plazo de entrega de un proyecto o de realización de un trámite.
Seguir leyendo

5 hábitos para crear tu buena suerte
Claro que en la vida existe el factor suerte. En muchas ocasiones, se trata de algo inexplicable puesto que es un misterio cómo el azar puede condicionar en negativo o en positivo la existencia de un ser humano y no de otro.

Sin embargo, si damos tanto peso a la suerte, caemos en el determinismo de creer que el destino está escrito y que nos viene dado desde el nacimiento. Desde mi punto de vista, este concepto filosófico es limitante porque es contrario a la libertad. Una libertad condicionada a las circunstancias de espacio y tiempo. Hoy me gustaría proponerte cinco hábitos para crear tu buena fortuna.
Seguir leyendo

Cómo terminar con los malos hábitos
Ya sea mordernos las uñas, dejar de fumar, ser más ordenados o pasar menos tiempo sentados delante de la televisión, todos tenemos hábitos que quisiéramos cambiar, y que de hecho hemos intentado muchas veces eliminar pero sin conseguirlo, por lo que muchas veces nos hemos dado por vencidos, convencidos de que no tenemos suficiente fuerza de voluntad, constancia o capacidad para cambiarlos.

Sin embargo, la imposibilidad de cambiar un hábito no deriva tanto de tener o no fuerza de voluntad como del hecho de no trazar un plan adecuado para logarlo, plan que nos ayudará a seguir los pasos necesarios para liberarnos de un hábito perjudicial para nosotros. Por ello, para cambiar un hábito debemos seguir los pasos siguientes:
Seguir leyendo

Estrategias de autocontrol para cambiar hábitos
No siempre que queremos cambiar o eliminar un hábito tenemos éxito en ello. Ya sea dejar de fumar, comer menos chocolate o beber menos alcohol a la semana, por muy fuerte que sea nuestro compromiso no podemos lograrlo. En estos casos, además de fuerza de voluntad, necesitamos una serie de estrategias de autocontrol que nos ayuden a controlar dichos impulsos y conseguir así nuestros objetivos.
Estas estrategias se realizan en tres ámbitos:

– Estrategias relativas al entorno: Consisten en cambiar lugares, situaciones u horarios en los que solemos realizar la conducta que queremos cambiar, como por ejemplo dejar de ir a tomar el café de la mañana al bar para dejar de fumar, no encender la televisión a partir de las once de la noche si lo que queremos es dormir bien o comer siempre en el mismo lugar de la casa si queremos perder peso.
Seguir leyendo