Escuchar no es lo mismo que oír
En el colegio todos hemos aprendido a escribir gracias a los profesores, del mismo modo, también aprendemos a hablar en base a las normas de la gramática. Sin embargo… ¿Quién nos enseña a escuchar? La realidad es que nadie, en la escuela no existe ninguna asignatura sobre esta temática. Sin embargo, se trata de una necesidad humana aprender a escuchar.

Es decir, aprender a salir de uno mismo para llegar al corazón ajeno. Y especialmente, entender que las palabras son mucho más que palabras, y en el proceso de la comunicación interfiere la subjetividad, es decir, el punto de vista particular y concreto.
Seguir leyendo

La importancia de pensar antes de hablar
El pensamiento es una capacidad realmente humana que te ayuda a vivir mejor cuando aprendes a no dejarte llevar al cien por cien por tus impulsos. Es decir, cuando te detienes y te tomas un tiempo para pensar qué es lo que más te conviene o sencillamente, qué es lo que más te apetece hacer. De forma curiosa, existen situaciones en las que tal vez, es mejor no pensar demasiado puesto que en caso de hacerlo nunca darías el salto a la acción. Así sucede, por ejemplo, cuando te enamoras. Puedes plantearte en tu mente tantas opciones en relación también con el rechazo o con el fracaso, que esas ideas te desmotivan a la hora de dar el paso de declarar tu amor.

Pensar es positivo porque te ayuda a vivir de una forma más consciente. Pero especialmente, es positivo aprender a pensar antes de hablar. Lo cierto es que a lo largo del día llegamos a pronunciar tantas palabras, tenemos tantos diálogos y conversaciones que nos es imposible cuantificarlas. De hecho, hoy día no sólo nos expresamos de una forma verbal y directa en el cara a cara sino que también lo hacemos a través del teléfono, el correo electrónico, un mensaje de texto o una carta.
Seguir leyendo

Incapacidad para hablar de ti mismo
Seguro que en más de una ocasión has experimentado la sensación de encontrarte frente a una persona que es incapaz de hablar de sí misma, que no exterioriza sus sentimientos ni sus vivencias y siempre que habla, lo hace para contar algún hecho externo a sí misma o para contar alguna anécdota o asunto cotidiano. Por el contrario, en otros momentos también habrás conocido a personas con las que la conversación podría durar horas porque ambos tenéis muchas cosas que contaros de vuestra intimidad. Hablar de uno mismo con otra persona es necesario ya que así, también nos conocemos mejor, podemos obtener otra perspectiva de aquello que nos afecta y además, también nos concedemos el derecho de mostrarnos tal y como somos ante alguien que es especial ya sea en forma de amor o amistad.

La timidez no tiene nada que ver con la incapacidad para hablar de uno mismo. La timidez puede que suponga algún tipo de obstáculo a la hora de conocer gente nueva, sin embargo, una vez que una persona tímida toma algo de confianza se muestra totalmente confiada y tranquila ante el otro. De hecho, las personas tímidas suelen tener una gran capacidad de introspección y un mundo interior notable.
Seguir leyendo

La ansiedad de hablar en público
Existen muchas personas que más allá de la vocación a nivel profesional, sienten verdadero pánico a la hora de hablar en público. Lo cierto es que algunas profesiones implican de forma necesaria superar este temor. Este es el caso, por ejemplo, de los profesores de instituto o universidad, los periodistas, los expertos en algún tema que imparten charlas y conferencias… Es habitual sentir un miedo escénico notable el primer día en que afrontas el reto de hablar en público pero de forma misteriosa, a veces, también descubres que luego te sientes muy bien gracias al aplauso y al reconocimiento de los demás.

Hoy día, puedes realizar cursos sobre cómo aprender a hablar en público que te ayudarán mucho. En concreto existe un ejercicio práctico que es muy interesante. El profesor te grabará durante unos minutos en los que tú hablarás en público del tema que quieras. Después, tú mismo podrás ver la grabación, es decir, podrás observar tus errores para poder mejorarlos y superarlos.
Seguir leyendo