Trastorno desintegrativo infantil
El trastorno desintegrativo infantil, conocido también como síndrome de Heller es un trastorno raro, que afecta a uno de cada 50.000 niños. A diferencia de lo que ocurre en el autismo, los niños que padecen este trastorno presentan un desarrollo normal hasta los 3 ó 4 años, momento en el que comienzan a sufrir una regresión en sus funciones intelectuales, lingüísticas, sus actividades lúdicas, su capacidad adaptativa y en sus habilidades sociales, hasta asumir un comportamiento típico del niño autista.

Frecuentemente, antes de comenzar dicha regresión, el niño pasa por un periodo en el que se muestra irritado, inquieto e hiperactivo, y después del mismo comienza a perder las facultades que hemos mencionado más arriba. En otras ocasiones, este deterioro puede aparecer de forma súbita.
Seguir leyendo