Consejos para ser sincero y no herir a los demás
La sinceridad, en ocasiones, resulta incompatible con la felicidad. Es decir, parece que en el momento en que dices algo a alguien, y ese mensaje es contrario a lo que esa persona desea escuchar, le vas a herir. Y es cierto, sin embargo, la situación se agrava si no se actúa de la forma correcta. Es decir, ocultar la información y posponer la conversación durante meses, sólo puede hacer que cuando el receptor conozca la verdad, se sienta humillado y utilizado. Cuanto antes se afrontan los problemas mejor. Por otro lado, a la hora de comunicar un mensaje importante es indispensable hablar desde el yo, es decir, expresar los sentimientos en primera persona.
Seguir leyendo