Despierta  al héroe que hay en ti
Durante nuestro día a día solemos movernos en lo que se denomina nuestra zona de confort, la rutina en la cual todo nos es conocido y todo lo tenemos controlado, y si aparece alguna sorpresa, sabemos que podremos hacerle frente. Aunque esta zona de confort nos proporciona tranquilidad, si queremos progresar en nuestra vida, madurar emocionalmente, alcanzar nuestras metas y luchar por lo que queremos, tenemos que salir de esa zona y enfrentarnos a situaciones que nos asustan. Un ascenso en el trabajo, una propuesta de matrimonio, la llegada de un hijo, un desafío profesional… situaciones como estas y otras nos impulsan a salir de nuestra zona de confort.

El primer sentimiento que aparece es el miedo: miedo a hacer el ridículo, miedo a no valer, miedo a defraudar a los demás, y con él la ansiedad. Si somos capaces de manejar este miedo, avanzaremos y lo antes nos asustaba será nuestra nueva zona de comodidad.
Seguir leyendo