Puntos positivos de tener inseguridades
Una de las claves de inteligencia emocional para vivir con más alegría ciertas dificultades es darle la vuelta a lo negativo para transformarlo en positivo. Algo que también podemos hacer con esas inseguridades que todos tenemos aunque algunas personas viven más pendientes de los defectos del prójimo. Las inseguridades resultan incómodas y en muchos momentos, molestas.

¿Pero qué beneficios trae consigo cada una de esas debilidades que nos hacen sentir más pequeños en nuestras capacidades? Uno de los puntos más importantes es la humildad de tomar conciencia de los propios límites.
Seguir leyendo

El fantasma del orgullo
El orgullo es un gigante que nos aplasta cuando damos rienda suelta al fantasma del ego durante mucho tiempo seguido. Entonces, terminamos encerrados en los límites de ese orullo insano que nos deja solos en medio de un desierto emocional complejo. Un desierto emocional marcado por la tristeza, la soledad y la frustración. Uno de los errores más humanos es el de no aceptar una realidad tal y como es y permanecer enganchado en el plano de la idealidad para no ir más allá de cómo nos gustaría que fueran las cosas. La realidad es que el orgullo es una pérdida de tiempo que no produce ningún fin constructivo a largo plazo y que además, va en contra de la salud personal puesto que es una carga de energía negativa enorme para el corazón y la mente.
Seguir leyendo

Falso concepto de humilidad
La humildad es excelente para caminar por la vida. Es esa virtud que te ayuda a comportarte del mismo modo tanto en los momentos de éxito como ante una derrota. Sin embargo, a veces, la humildad se confunde con la falsa modestia. Es decir, con la noción de que uno mismo no debe reconocer sus cualidades positivas o su potencial. Nada más lejos de la realidad, la humildad te hace ser consciente de tus defectos pero también, de todas tus virtudes y de lo bueno que hay en ti.

Por ello, cuando alguien elogie un punto de tu personalidad o de tu aspecto físico, lo que debes hacer es recibirlo con asertividad. ¿Cómo? Diciendo, sencillamente, gracias. Y es que, todavía queda mucho camino por recorrer a la hora de aprender a recibir los elogios con la actitud adecuada, sencillamente, porque la mente humana está más acostumbrada a la crítica negativa que a la positiva.
Seguir leyendo

Humildad para dar y recibir
La humildad es una de las cualidades que nunca deberías perder en la vida, porque el éxito profesional o el tener no es algo eterno sino que a lo largo de la vida laboral, puedes llegar a sufrir situaciones de todo tipo. Por ello, aprende a dar y a recibir con la misma naturalidad. Se trata de un aprendizaje que cualquier profesor pretende potenciar en el colegio con los niños. Por ejemplo, aquel alumno que tiene facilidad en matemáticas puede ayudar a otro que tiene más dificultades en esta materia. Se trata de entender el conocimiento como un bien que merece la pena compartir.

Sin embargo, parece que en la etapa adulta, la soberbia, la rivalidad y la obsesión por ser el mejor pueden llegar a alejarte de los demás. Lo cierto es que el conocimiento es mayor cuando se comparte y se pone en común en el seno de un equipo. Este hecho queda de manifiesto, por ejemplo, en el caso de aquellas personas que escriben un libro en común y cada una aporta una perspectiva diferente, en definitiva, algo valioso.
Seguir leyendo