Perdonar para seguir adelante
No siempre resulta fácil perdonar el daño que nos hacen los demás, especialmente si estamos muy unidos o confiamos plenamente en la persona que nos lo ha causado. Sin embargo, al ser personas diferentes, con interpretaciones y visiones del mundo diferentes, a veces es inevitable que nos hagan daño, aun cuando no tengan intención de ello.

Inmediatamente después de haber sido dañados, nos decimos a nosotros mismos que nunca perdonaremos a esa persona. Este sentimiento es normal, porque nos sentimos dolidos, heridos, enfadados y llenos de rabia. En este momento es importante que nos demos tiempo para calmarnos, reequilibrarnos y pensar sobre lo ocurrido. No se trata de dejar que nos hagan daño sin más, sino de encontrar el camino para que la situación sea lo menos dolorosa para nosotros.
Seguir leyendo

Dile adiós al miedo
El miedo está ahí, y tal vez, conforme mayor es una persona, más límites encuentra, y por ello, más temores acumula. En ciertos momentos, esa mochila puede explotar, sencillamente, porque el espíritu del ser humano necesita libertad, y no límites constantemente. ¿Cómo decirle adiós al miedo?

Aprendiendo a convivir con él, plantándole cara, haciendo cosas a pesar de él, no dejando que la angustia interior, te prive del placer de mostrarte a ti mismo que eres capaz de arriesgar y de apostar por aquello que deseas.
Seguir leyendo