Potencia el líder que llevas dentro
Quizá estés acostumbrado a ver en la televisión aquel líder que sabe manejarse entre la multitud como algo casi artístico, sin ningún esfuerzo. Es posible que pienses que tener facilidad para el liderazgo es algo con lo que se nace y que puede llegar a ser un don. Pues te sorprenderás al descubrir que para ser un buen líder no es necesario nacer con esta capacidad ya desarrollada, porque una persona con rama de líder, no siempre se nace, también se hace. Tú también puedes serlo, sólo deberás potenciarlo y sacar a ese líder que llevas dentro.
Seguir leyendo