Descubre tus zonas mágicas
Existe un libro escrito por Wayne W. Dyer que lleva por título “Tus zonas mágicas” y puede ser de gran ayuda para el lector a la hora de descubrir el potencial que lleva dentro de sí mismo. Es decir, se trata de un libro que puede ayudarte a conocerte mejor a ti mismo y todo ello, en positivo. A través de la descripción del ser humano como un ser espiritual con experiencia terrena que tiene zonas mágicas. Es decir, cualidades para transformar su realidad.

Más allá de esta cuestión, me gusta el término zonas mágicas, sencillamente, porque sí es verdad que como muestra la filosofía, más allá de la ciencia, no todo en la persona puede ser explicado a través de una ecuación matemática. La subjetividad de las vivencias, el inmenso gozo de una experiencia feliz, el amor correspondido son ingredientes que te hacen sentir especial en este mundo.
Seguir leyendo


Estamos acostumbrados a ver mil y un efectos especiales en el cine. En cambio, a veces, somos incapaces de observar la belleza que nos rodea en nuestro día a día. Quedamos admirados por la magia de un mago, pero no somos capaces de observar esa misma magia en la perfección del universo, por ejemplo. Observa la belleza de un amanecer en verano, disfruta de la sensación de la relatividad del tiempo en función de las circunstancias, descubre cómo palpita tu corazón más rápido al enamorarte… La magia está presente en la realidad en aquellas personas que luchan por mejorar la situación social de los más desfavorecidos.

La magia es un término que te hace soñar, pero a veces, cuando no se entiende de forma positiva puede hacer que te des de bruces con la realidad. El ser humano es mágico, sencillamente, porque cada persona es única e irrepetible, es decir, no hay nadie que pueda ocupar tu lugar.
Seguir leyendo