Las causas más frecuentes de mal humor
Muchas personas asocian el mal humor con un suceso triste o imprevisto. Sin embargo, existen otros muchos factores que alteran nuestro estado de ánimo y nos predisponen en negativo ante la realidad. Por ejemplo, los problemas de sueño traen consigo la desagradable consecuencia de iniciar el día con sensación de cansancio y de no haber cargados las pilas.

Una alimentación con carencias nutricionales

El modo en el que te alimentas también influye en tu ánimo interno. Desde esta perspectiva, una dieta poco equilibrada que muestra alguna carencia nutricional también puede pasar factura a nivel anímico. La falta de frutas y verduras de temporada en la dieta deriva en una carencia.
Seguir leyendo


Existen personas que, por naturaleza, tienen buen temperamento y rara vez se enfadan o pierden los estribos, sino que son capaces de actuar calmadamente en las situaciones difíciles que nos plantea la vida cotidiana. Para otras, por el contrario, hacer esto resulta imposible, y son muchas las ocasiones en las que dejan ver su mal genio, unas veces porque no pueden controlarlo y otras porque no saben cómo hacerlo.

Sea cual sea la razón para ello, lo cierto es que dejarnos llevar por el mal genio nos pueden llevar a muchas situaciones desagradables e incluso puede dañar nuestras relaciones. Además, en la mayoría de los casos, quienes tienen mal genio o tienen “pronto”, después del hecho se suelen sentir frustradas y culpables por no haber podido controlarse y manejar la situación de otro modo.

Aunque manejar el mal genio no siempre es sencillo, existen una serie de claves para lograrlo:
Seguir leyendo