El síndrome del emperador: cuando los hijos maltratan a los padres
Si pensamos en el maltrato familiar, nos viene a la cabeza el que ejerce un miembro de la pareja sobre el otro, habitualmente el hombre sobre la mujer o el que ejercen los padres sobre los hijos.

Sin embargo, en las últimas décadas ha aumentado la incidencia de un tipo de violencia que antes nos resultaba casi desconocida, como es el maltrato de los hijos hacia los padres, maltrato ejercicio a través de golpes, amenazas, maltrato psicológico…, etc. Esta violencia está ejercida por aquellos jóvenes que sufre el denominado Síndrome del Emperador.
Seguir leyendo

Una niñez difícil no determina nuestro fufuro
Durante los cinco primeros años de nuestra vida es cuando se forma nuestra personalidad y nuestra autoestima. Habitualmente, durante estos años el niño cuenta con todo el amor y el apoyo de sus padres para formarse como una persona segura de sí misma, con una autoestima sana y un patrón de pensamiento positivo. Sin embargo, no siempre es así, ya que, a veces, los padres y otros adultos no le proporcionan ese soporte, sino que someten al niño a maltrato físico o psicológico, abusos sexuales, o bien no le proporcionan los cuidados necesarios o incluso son abandonados.

El maltrato de cualquier tipo en la niñez suele dejar secuelas en los adultos, pero esto no significa que estemos condenados a una vida limitada por dichas secuelas.
Seguir leyendo

Secuelas del maltrato infantil en adultos
El maltrato infantil, ya sea físico o psicológico, tiene un gran impacto emocional sobre el niño, y va a influir en su posterior desarrollo como adulto. Durante los cinco primeros años de vida del niño es cuando se forma lo que será su personalidad, y el maltrato influye en gran manera en dicho desarrollo. El miedo, el dolor, la falta de seguridad y la impotencia que siente el niño maltratado dejan en él una serie de secuelas psicológicas que arrastrará a la edad adulta a menos que sea tratado por un profesional. Las secuelas más frecuentes son:

Baja autoestima: La autoimagen del niño se forma a partir de los mensajes que recibe de sus padres y sus allegados. El niño maltratado recibe siempre una imagen pobre de sí mismo, lo que se traduce en una baja autoestima acompañada de timidez y de falta de habilidades sociales a la hora de relacionarse con los demás.

Ansiedad y angustia: El niño maltratado se cría en un entorno en el que sus más allegados son quienes más miedo le producen.
Seguir leyendo

Maltratador Pit-bul, maltratador cobra
Muchas veces leemos y oímos en los medios de comunicación, cuando una mujer es maltratada o muere víctima de la violencia doméstica, que el maltratador o el autor de la muerte era alguien que nunca había dado ningún problema y que se llevaba bien con los vecinos. Otras veces, por el contrario, escuchamos que el maltratador era un tipo extraño, que no hablaba con nadie y que no se relacionaba. Estas dos descripciones definen muy claramente los dos perfiles psicológicos de maltratador que existen, uno conocido como Pit-Bull y otro como Cobra.

Cobra: Este tipo de maltratador es una persona agresiva con todo el mundo, tanto con su familia como fuera del hogar. Al contrario que ocurre con otros maltratadores, éste no depende emocionalmente de otra persona, pero sí quiere que su pareja haga siempre lo que él desea, por lo que siempre la está acechando y vigilando para ver si ella le desobedece, momento en que la maltrata.
Seguir leyendo