Síntomas psicológicos de la menopausia
Tanto en la perimenopausia, como en la menopausia y en la post menopausia se produce una variación en la producción y en los niveles de estrógenos que tienen efecto a nivel psicológico, aunque estos síntomas son diferentes en cada mujer. Algunas mujeres no tienen apenas sintomatología, mientras que otras los sufren en grado extremo.

Se calcula que, en el mundo occidental, un 12% de las mujeres atraviesa por esta etapa sin apenas sintomatología mientras que el 14% los sufre de una forma muy intensa. La duración de estos síntomas, tanto físicos como psicológicos también varía en gran medida de unas mujeres a otras.

Los síntomas psicológicos que pueden sufrir las mujeres durante este periodo son muy variados, pero generalmente son los siguientes:

– Ansiedad: Es sin duda uno de los síntomas más acusados. Las mujeres experimentan un gran nivel de ansiedad que las hace angustiarse por los problemas más nimios y hace que se irriten con gran facilidad.

– Dificultad en la concentración y olvidos: Muchas mujeres se preocupan ante estos síntomas, preguntándose si no serán los comienzos de una dolencia como el Alzheimer. Sin embargo esta falta de concentración, la dificultad para, en algunas ocasiones, encontrar los términos precisos para expresarse u el olvido constante del lugar donde se han dejado las llaves u otros objetos desaparecen cuando se termina la menopausia.

– Sensación de soledad: La mayoría de las mujeres se sienten solas durante esta época porque se sienten incomprendidas. Les parece que nadie entiende lo que les está ocurriendo y pocas de ellas se sienten comprendidas y apoyadas por sus parejas. Esta sensación de soledad puede desembocar en depresión.

– Problemas del sueño: Muchas mujeres encuentran dificultad para descansar y dormir bien, y pueden tener problemas para conciliar el sueño o de despertarse a tempranas horas de la madrugada y no poder dormir.