Cómo ser más fuerte mentalmente y emocionalmente
La fortaleza mental es una cualidad que muchas personas quieren desarrollar para tolerar mejor las adversidades de la vida. La fortalza mental se hace más urgente incluso cuando una persona sufre en exceso por circunstancias cotidianas que le desbordan. ¿Cómo ser más fuerte emocionalmente y mentalmente?
Seguir leyendo

¿Qué lectura mental haces de los hechos?
El ser humano, no sólo lee únicamente un libro, una revista o un cuento, sino que también, interpreta la realidad que no está escrita a través del alfabeto tradicional sino mediante hechos, relaciones personales, expectativas, sueños, frustraciones y deseos. La lectura mental de los hechos es aquella que realiza la mente y que además, está bañada por el filtro de las experiencias previas.
Seguir leyendo

Hábitos de higiene mental
En más de una ocasión, seguro que has sentido que tu mente estaba contaminada por el miedo, la negatividad o, tal vez, incluso, te viste encerrado en un círculo vicioso en el sentido de que te viste incapaz de superar una situación determinada. Estamos en una sociedad con una clara obsesión por el cuerpo, algo que se nota especialmente, ahora que llega el verano. La gente se preocupa en exceso por su imagen, sin embargo, no todo el mundo es igual de consciente de la importancia de cultivar la belleza interior, la inteligencia, la autoestima, la bondad, en definitiva, la felicidad. Ese regalo que aparece en tu vida en el momento más inesperado cuando te dispones a recibirlo de verdad.

Tener una higiene mental positiva implica entender que a veces, es necesario poner en práctica el arte de la introspección para eliminar de tu mente todo aquello que sobra. Por ejemplo, una persona puede seguir alimentando el rencor por un desamor, sin darse cuenta de que ese rencor sólo le perjudica a sí misma, es decir, no al otro. En ese caso, lo bueno es liberarte de sentimientos negativos que no tienen sentido porque te encadenan al pasado.
Seguir leyendo

Cuándo se produce el cansancio mental
Estamos muy acostumbrados a entender el cansancio o el agotamiento en relación con el plano físico. Por ejemplo, es habitual que una persona mayor se canse tras haber dado un largo paseo. Pero, el ser humano no sólo está constituído por materia sino también, por realidades que se sienten pero no se ven.

Los sentimientos, por ejemplo, no se ven al igual que un paisaje. Nadie puede decir de qué color es el amor o cuánto pesa este sentimiento, sin embargo, la envidia, la ira, el rencor o el sufrimiento son realidades que no se ven pero que existen en la subjetividad de la conciencia y de uno mismo. Por otra parte, un pensamiento, en sí mismo, también es inmaterial. Filósofos como Aristóteles o Tomás de Aquino tomaron el concepto mental como una copia inmaterial del objeto real.
Seguir leyendo