Cómo controlar al niño impulsivo
Uno de los problemas con los que se encuentran los padres de un niño impulsivo o que ha sido diagnosticado con un trastorno de hiperactividad es ayudar a los niños a controlar dichos impulsos y evitar así explosiones emocionales o episodios descontrolados, además de ayudar al niño a mantenerse lo más relajado posible a lo largo del día.

– El volcán: Este ejercicio ayuda al niño a identificar las emociones que se producen en él antes de un estallido emocional. Le ayudaremos a visualizar lo que pasa en su interior como si fuera un volcán, que se llena de energía hasta que se descontrola y entra en erupción.
Seguir leyendo

Rescata a tu niño interior
¿Cuál es el fin último de la vida? Desde un punto de vista filosófico, el ser humano tiende por naturaleza a la felicidad, es decir, desea sentirse bien en su día a día. Esta es una de las razones por las que por pura supervivencia, cualquiera se aleja del sufrimiento innecesario, del dolor, la tristeza o la frustración. Sin embargo, no siempre es posible, esta es una de las razones por las que existen heridas que son inevitables. Ya sea por amor, por haber tenido problemas económicos importantes, haber perdido amigos, o haber sufrido en primera persona la muerte de un ser querido.

Sin embargo, dentro de las diferentes etapas de la vida, conviene destacar que la niñez deja una huella especial. Por ello, debes cuidar a tu niño interior que todavía sigue dentro de ti a través de mensajes positivos y de esperanza. Pero especialmente, debes dejarle aflorar en tu día a día y no tenerle prisionero. ¿Cómo hacerlo? A través de la risa, la espontaneidad, la inocencia o la emotividad que todavía hay en ti.
Seguir leyendo

Cómo explicar la muerte de un familiar a un niño
La muerte de un ser querido es siempre un hecho traumático, y hacer frente al proceso de duelo que sigue después resulta difícil para muchos adultos, debido a que es uno de los grandes misterios de la vida del ser humano y que el dolor emocional hace que nos cueste mucho asumirlo. A esto se une, muchas veces, la dificultad que entraña tener que explicarle a un niño, el hecho de que un familiar haya fallecido y ya no vuelva a formar parte de sus vidas, sobre todo si era un adulto que tenía mucha relación con el niño, como un abuelo o un tío preferido o incluso un animal de compañía.

Es importante no apartar al niño del hecho y no darle información falsa, diciéndole, por ejemplo, que se ha ido de viaje. Aunque el mensaje sea tranquilizador, el niño percibirá la tristeza en los adultos, y la incongruencia puede crearle desconfianza e intentará buscar una razón lógica para la misma, que puede ser problemática para el niño, sobre todo porque pueden aparecer en él sentimientos de culpa para encontrar una justificación a la partida del familiar.
Seguir leyendo

Trastornos de conducta en el niño
Todos los niños tienen momentos o días en los que se comportan realmente mal, sin que ello signifique que tengan un trastorno de conducta. Sin embargo, a veces lo niños exhiben comportamientos que los padres y otros adultos que viven con el niño perciben como una señal de alarma y que tienen poco que ver con la rebeldía propia de un niño de su edad y que prolonguen en el tiempo más de lo que lo haría un simple rabieta.

Los comportamientos que representan un signo de alarma son, entre otros:

– Hacer daño o amenazar a otras personas, a mascotas o a sí mismos.

– No tener un buen rendimiento escolar y faltar a la escuela.

– Beber, fumar, tomar drogas o comenzar a tener relaciones sexuales de forma prematura.

– Desafiar y mostrarse hostil de forma permanente con cualquier figura que represente una autoridad:
padres, profesores, otros adultos que convivan con el niño, etc.

– Robar o dañar cosas que no le pertenecen.
Seguir leyendo

La depresión en el niño
Cuando pensamos en una persona deprimida, normalmente se nos viene a la mente la imagen de un adulto o de un anciano, pero es difícil imaginarnos a un niño sufriendo este trastorno. Sin embargo, los niños, como los adultos pueden sufrir depresión, aunque tendrá unas características particulares que, en ciertos rasgos, la diferencian de la depresión de los adultos.

Cuando un niño sufre depresión, se produce un cambio brusco en su comportamiento con respecto a cómo se ha venido comportando hasta ahora. Lo más significativo es el cambio en su estado de ánimo, que muchas veces le lleva a está continuamente triste y llorar con más facilidad. Sin embargo, la depresión en el niño no siempre presenta síntomas manifiestos, por lo que, en caso de cambios en el comportamiento, será labor del terapeuta hacer un diagnóstico acertado.
Seguir leyendo

El amigo imaginario del niño
Algunos padres se alarman ante el hecho de que, a los dos o los tres años, sus hijos compartan sus vivencias con amigos imaginarios que sólo existen en la mente del niño. Estos amigos imaginarios pueden de distinta naturaleza, como personas, peluches o personajes inventados con los que el niño habla juega e incluso discute. Sin embargo, esta etapa es completamente normal en el desarrollo del niño e incluso resulta beneficioso para él, ya que le ayuda a desarrollar sus emociones y su creatividad, porque le permite expresar sus miedos, alegrías, deseos y preocupaciones con toda naturalidad.

Desde el punto de vista de los padres, aunque la existencia del amigo imaginaria se debe aceptar con normalidad, no se debe participar en el juego ni tampoco reprimir al niño para que deje de interactuar con su amigo imaginario.
Seguir leyendo