Estrategias para recordar nombres y caras
Seguramente, recordar las caras de las personas con las que has trabajado o compartido algún evento te resulta sencillo. Recordar sus nombres y combinarlos acertadamente ya no tanto, lo que muchas veces nos lleva a una situación un tanto embarazosa, conversando con el otro mientras tratamos por todos los medios de recordar cómo se llama esa persona, sin que el nombre acuda por fin a nuestra mente.

Si mejoramos nuestra habilidad para recordar nombres, notaremos cómo mejoran también nuestras relaciones sociales, y si nuestro trabajo se realiza cara al público o contactando con clientes, puede ayudarnos también a mejorar nuestro resultados profesionales. Con un poco de práctica y siguiendo algunas estrategias, observarás que al poco tiempo te resulta mucho más fácil:
Seguir leyendo