Beneficios terapéuticos de la añoranza
La nostalgia es un sentimiento que puede ser muy positivo puesto que no solo podemos experimentar añoranza por una realidad de nuestro pasado ausente en el presente. La añoranza puede mostrar el dolor de la imposibilidad de volver a ver a aquellos seres queridos ausentes ya fallecidos.

También podemos echar de menos a personas con las que podemos retomar el contacto y de las que nos hemos distanciado por motivos de orgullo, falta de constancia en mantener la relación, una discusión, un cambio de ciudad… En este caso, la nostalgia es un toque de atención que te da tu corazón para intentar reaccionar y no descuidar ese vínculo.
Seguir leyendo

Sentir nostalgia de forma frecuente
La nostalgia es un sentimiento humano, sin embargo, sentir nostalgia de una forma frecuente puede hacernos vivir más en el pasado que en el presente al conectar el recuerdo con el ayer. Sentir nostalgia de una forma frecuente es como vivir veinte pasos por detrás de la realidad y tener la página del calendario sin actualizar. La vida es hoy. Pero además, la nostalgia con frecuencia distorsiona la realidad misma dado que existen algunos recuerdos que muestran una realidad ideal de lo que fue la realidad (que también tiene defectos). ¿Qué hacer cuando sientes nostalgia de una forma frecuente?
Seguir leyendo

Beneficios positivos de la nostalgia
La nostalgia es un sentimiento que surge en el corazón en el momento más inesperado. La nostalgia es una añoranza que puede pesar mucho dentro de uno mismo y que en ciertos momentos, parece una losa que nos impide disfrutar el presente. La nostalgia tiene muchos beneficios positivos.
Seguir leyendo

¿Cómo saber si has pasado página?
¿Cómo saber si has pasado página? La vida, desde un punto metafórico y simbólico podría definirse como un libro cuyas páginas puedes volver a releer a través de la mente y del recuerdo. Sin embargo, a nivel humano existe una contradicción importante: podemos recordar con mucha intensidad algo que pasó hace cinco años, sin embargo, a nivel vital, es imposible retroceder en el tiempo, volver al punto exacto en el que surge tu nostalgia. Por ello, en la vida, no queda más remedio que avanzar, de hecho, es saludable a nivel emocional romper con el pasado después de una decepción, una herida, un sufrimiento… ¿Cómo saber si has pasado página o si todavía estás estancado en el ayer?
Seguir leyendo

Psicología de la melancolía
La melancolía es un sentimiento que baña tu mente y tu corazón con sabor a ayer. Es decir, existe una sensación infinita de echar de menos a alguien o algo, ya que también se puede extrañar un lugar, una ciudad, un trabajo… La melancolía tiene otros sinónimos como la nostalgia o el anhelo.

Aunque el ser humano debe aprender a vivir el presente, la realidad es que no puede escapar de su pasado, es decir, nadie puede renunciar a sus vivencias, a todo lo que le ha pasado, a su identidad. Por ello, la identidad también remite al origen ya que el ser humano necesita referencias para seguir creciendo.
Seguir leyendo

Superar la nostalgia
A lo largo de nuestra vida se producen muchos cambios que nos obligan a dejar atrás aquellos que hasta ese momento era nuestro presente. Cambiarnos de país o de provincia de residencia por motivos laborales, una separación, un divorcio, la emancipación de los hijos, la muerte de un ser querido… todas estas circunstancias y otras hacen que nuestra realidad cambie y nos veamos obligados a enfrentarnos a situaciones nuevas que nos exigen nuevos desafíos.

Sin embargo, asumir ese cambio no siempre es fácil, y echar de menos lo que fue, lo que vivimos, la felicidad o el bienestar que vivimos nos puede llevar a sumirnos en la nostalgia y quedarnos así anclados en el pasado, incapaces de vivir el presente.
Seguir leyendo

Sentimientos: melancolía y nostalgia
Melancolía, nostalgia, anhelo, echar de menos… son muchos los términos que sirven para expresar una sensación de añoranza y de vacío. De pronto, hay algo que evoca el pasado, no tiene que ser ni siquiera un pasado lejano, es decir, puede ser reciente.

En cualquier caso, te das cuenta de que echas de menos a alguien o a algo. No sólo se puede echar de menos a amigos, familiares, o a alguien que te gusta, sino también, a ciudades, situaciones, paisajes, música, olores… La vida se compone de un montón de matices diferentes, por tanto, la añoranza también puede darse en múltiples grados y manifestaciones.
Seguir leyendo