Cómo evitar que las obsesiones te controlen
Son muchas las veces que podemos llegar a confundir la preocupación con la obsesión y a la inversa porque realmente es una fina línea lo que separa una cosa de otra. Las preocupaciones son normales en la vida y además necesarias porque nos darán el impulso necesario para poder afrontar los pequeños conflictos de la vida y así buscar las soluciones pertinentes. En cambio las obsesiones sólo nos limitan, nos bloquean y nos sirven para estar mal emocionalmente.

Pero de la preocupación a la obsesión sólo hay un paso y hoy quiero darte algunos consejos para evitar que las obsesiones te controlen y que seas tú quien domine tus pensamientos y tus preocupaciones.
Seguir leyendo

Cuatro tipos de obsesiones que limitan tu vida
Ninguna obsesión es buena porque es una preocupación que no te lleva a ninguna parte. La persona que tiene una obsesión da vueltas alrededor del mismo tema sin darse cuenta de que tiene que hacer algo por cambiar su situación porque el problema es interno y no externo. Existen diferentes tipos de obsesiones que hoy analizamos en Psicoblog.
Seguir leyendo

Perfiles obsesivos
El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) se caracteriza sobre todo porque el paciente presenta una serie de ideas y comportamientos obsesivos que se repiten una y otra vez con objeto de minimizar la ansiedad que siente el paciente si no los realiza. Aunque en un principio pueda parecerlo, no todas las obsesiones son del mismo tipo y, dependiendo de cuáles sean, se califica a los enfermos en distintos grupos:

Los verificadores: Son aquellos que comprueban una y otra vez que todo está bien con objeto de evitar que se produzca un accidente o un hecho lesivo para ellos. Por ello verifican que han cerrado bien todas las puertas de la casa, que han cerrado el gas y que todos los electrodomésticos y otros aparatos funcionan correctamente. Como el temor no desaparece, el chequeo es continuo o tienen una serie de rituales que les llevan a repetir la conducta un determinado número de veces hasta relajarse.
Seguir leyendo

Cómo detener los pensamientos obsesivos
Todos tenemos ideas o preocupaciones que, repetidamente, nos vienen a la cabeza una y otra vez, y parece que cuanto más intentamos deshacernos de ellos, con más firmeza se instalan en nuestro cerebro.

Si hemos cerrado el gas, si nuestros hijos estarán bien, si va a haber un incendio en casa,… no importa lo que estemos haciendo, la idea está dando vueltas en nuestra cabeza, generándonos una gran angustia y desazón, sin que podamos hacer nada por evitarlo.

Para librarnos de estos pensamientos y lograr que nuestro cerebro desconecte de ellos y poder así relajarnos, debemos seguir una serie de pautas:

– Si tu grado de ansiedad es muy grande, lo primero que debes hacer es relajarte, porque si no te será imposible detener el torbellino en el que se ha convertido tu cerebro.

– Realiza alguna actividad física no demasiado enérgica, como dar un paseo o un poco de taichí. Mientras lo haces, no luches con los pensamientos, déjalos estar. Tu cerebro se irá desactivando por sí solo.
Seguir leyendo