¿Por qué hay personas que detestan la Navidad?
¿Por qué hay personas que odian la Navidad? La Navidad es una de las épocas del año que más emociones despierta, y muchas veces, dichos sentimientos son contradictorios por lo que genera un gran conflicto interior. La Navidad es una época de familia, y está claro que la historia familiar de una persona favorece de una forma positiva o negativa la actitud de cada uno frente a estas fiestas.
Seguir leyendo

La diferencia entre el odio y la envidia
El odio es un sentimiento muy dañino, para quien lo sufre en primera persona pero también, para quien lo padece. El término odio, en ocasiones, se utiliza de una forma muy coloquial, lo cual, no es nada positivo. Por ejemplo, se afirma a nivel popular que del amor al odio va un paso.
Seguir leyendo

Superar el odio hacia uno mismo
Uno de los sentimientos más destructivos que puede tener el ser humano es el odio hacia uno mismo. Éste odio nos lleva a no sentirnos dignos de lograr aquello que deseamos, de ser amados, de ser felices o tener éxito. Nos hace pensar que somos un fraude y que estamos condenados al fracaso en todo lo que intentemos. Poco a poco ese odio hacia nosotros mismos se va transformando en un veneno que va invadiendo todas las áreas de nuestra vida, transformándonos en seres infelices y amargados, incapaces de valorarnos a nosotros mismos y de lograr un mínimo de bienestar emocional.

Son muchas las causas que pueden dar origen a este odio. Es común que este sentimiento se genere en la infancia, si el niño nace en una familia desestructurada en la que no es querido por sus padres y otros adultos que le rodean.
Seguir leyendo

Relaciones de amor-odio
Todos conocemos a ese tipo de parejas que, cuando están juntas no dejan de discutir, hasta tal punto que los testigos de dicha discusión se preguntan cómo es posible que sigan juntos, ya que hay momentos en los que realmente parece que se odian el uno al otro. Sin embargo, al mismo tiempo, son parejas a cuyos miembros les resulta casi imposible vivir separados, hasta el punto de que toleran mal las separaciones, independientemente del tiempo en que se trate.

Esta conducta normalmente se da porque la relación de pareja ha derivado a una relación de dependencia de uno de los miembros de la pareja hacia otro, situación que no agrada a ninguno de los dos pero que al mismo tiempo supone beneficio para ambos miembros.
Seguir leyendo