¿Por qué nos olvidamos de las cosas?
Por mucho que intentas evitarlo, antes o después terminas olvidando cosas. A veces, incluso, te parece que tienes la misma memoria que los peces, es decir, tres segundos, porque cuando vas a salir por la puerta ya no recuerdas para qué tenías que salir a la calle, algo que en ese momento resultaba prioritario para ti. En ese caso ¿por qué nos olvidamos de las cosas?

Según los investigadores, olvidamos los recuerdos que no son importantes y que compiten con aquellos que forman parte de un objetivo importante para nosotros, que son los que guardamos en la memoria a largo plazo. Nuestro cerebro hace una selección de la importancia de los recuerdos dándoles una prioridad diferente a la que le damos nosotros.
Seguir leyendo

Alzheimer: el naufragio del olvido
El olvido es muy curioso y es que, existen cosas que nos duele haber olvidado mientras que hay partes de nuestro destino que nos gustaría enterrar bajo tierra. Así sucede por ejemplo, ante el dolor por la muerte de un ser querido, la enfermedad o la tragedia. Sin embargo, el olvido también puede ser totalmente involuntario como muestra una enfermedad tan especial como el alzheimer.

Es especial, sencillamente, porque los enfermos también lo son. Personas que en su vejez necesitan el cariño al extremo de sus familiares para compensar los límites del cerebro. Es decir, dejar de recordar, no significa dejar de sentir. Por ello, el enfermo debe de estar bien cuidado, acompañado y protegido en base a su bienestar.
Seguir leyendo