Di lo que piensas
En ocasiones, las personas no se atreven a decir cómo se sienten, qué piensan o qué desean. Viven a la expectativa de los demás y se van callando durante mucho tiempo. Sin embargo, hay un momento en el que no pueden más y explotan. Es decir, en algún momento sale a la luz la frustración y la rabia contenida. Y es que, la palabra es una fuente de comunicación fundamental, un punto de encuentro entre dos personas.

Sin embargo, aquellos que se callan, en cierto modo, se sienten mal por una decisión propia que surge de un comportamiento inadecuado. Además, a veces, este modo de obrar procede de una baja autoestima. Y es que, las personas con baja autoestima puede que no digan aquello que de verdad piensan por temor a defraudar a un tercero.
Seguir leyendo

Efecto psicológico del lenguaje
La palabra crea el mundo, es decir, establece una nueva realidad a nivel humano. Así lo establece al menos, el coaching ontológico. Y a efectos reales, es cierto que la palabra cambia tu mapa de la realidad. Así sucede cuando en el enlace de boda una pareja se da el “sí quiero”. De forma inevitable, hay algo que ya ha cambiado. Así sucede en el ejemplo contrario, es decir, cuando una persona le dice a otra que quiere romper la relación, entonces, un nuevo plano se inicia a nivel real.

Las palabras tienen tanta importancia que por ello, hay que aprender a cuidar más aquello que decimos. ¿Cómo hacerlo? A través de algo tan sencillo y tan difícil al mismo tiempo como pensar antes de hablar. Por ejemplo, resulta muy difícil controlar la ira y pensar detenidamente en qué decirle al otro sin herirle. Por suerte, con un poco de práctica, es posible.
Seguir leyendo

Disfruta del silencio
El silencio es una necesidad emocional para poder crecer a nivel interior. Incluso, en el ámbito interpersonal, te sientes muy bien con una persona cuando eres capaz de soportar el silencio como un ingrediente que no es incómodo. Al revés, como una forma de compartir intimidad y un modo de estar. ¿Cómo puedes disfrutar del silencio?

En primer lugar, es necesario que te aceptes a ti mismo. En la medida en que una persona no está bien consigo misma entonces, también busca excusas para no pararse a pensar, se deja llevar por los ruidos del entorno. En cambio, la verdadera sensación de paz está en poder dar un paseo por un entorno natural y escuchar la magia de ese sonido tan perfecto que se respira en el ambiente. Un sonido que te conecta de una forma especial con la trascendencia y con aquello que está más allá de ti mismo.
Seguir leyendo

La necesidad de ser escuchado
La realidad es que ser escuchado es un verdadero regalo y una necesidad vital no sólo en los momentos de tristeza sino también en los de alegría. Se trata de tener testigos de vida con los que poder compartir el presente. Sin embargo, esta necesidad vital es mucho mayor en los momentos de dolor, tristeza y sufrimiento. Lo cierto es que la capacidad de escuchar es muy difícil de tener y seguro que conoces a alguien de tu entorno que tiene esta virtud de una forma positiva. El consuelo de un amigo reduce la tristeza porque en cierto modo, la pena cuando se comparte se alivia.

En este sentido, me gustaría recordar que existe un teléfono tan excelente como el Teléfono de la Esperanza que siempre está disponible y que nunca comunica para todos aquellos que tienen algo que contar. De hecho, se puede pedir ayuda incluso en horario de noche ya que el teléfono siempre atiende gracias a la colaboración de personal voluntario que recibe una formación excelente para poder llevar a cabo esta labor. Por otra parte, conviene puntualizar que las llamadas al Teléfono de la Esperanza son totalmente anónimas y confidenciales.
Seguir leyendo

Comunicación interpersonal: el silencio y la palabra
La comunicación nos rodea constantemente porque el ser humano también tiene la capacidad de dialogar consigo mismo a través del pensamiento. Sin embargo, en el juego de la comunicación no sólo tenemos palabras sino también silencios. Seguro que en algún momento de tu vida, viviste una situación en la que quisiste decir algo que no te atreviste a manifestar por miedo.

A veces, así sucede en los inicios del amor, y en cambio, puede que aquello que no fuiste capaz de exteriorizar a través del mensaje verbal, el otro, pudo intuirlo a través de tu mirada. El silencio es esencial en la comunicación, de ahí el peligro que tienen algunas personas cuando te desbordan a nivel emocional por una saturación de palabras.
Seguir leyendo

Escucha el silencio para encontrarte a ti mismo
Tal vez parezca una contradicción y es que, el silencio remite de forma directa a la ausencia de sonido. Sin embargo, el silencio se puede apreciar y palpar. De hecho, hoy día, se valora tanto que esta es una de las razones por las que los pueblos se convierten en un referente de fin de semana para muchos trabajadores que viven en la ciudad y están cargados de estrés y ansiedad. El silencio es un verdadero regalo que te permite encontrarte contigo mismo. Pues bien, puedes potenciar esta sensación a través de actividades tan sencillas como dar un paseo en medio de un entorno natural.

La perfección de la naturaleza y la observación de la belleza potencia emociones como la paz interior y especialmente, nos ayuda a entrar en contacto con el aquí y el ahora. En la sociedad actual, algunas personas tienen miedo de pararse a pensar en sí mismas y escuchar el silencio. Puedes observar este hecho si te fijas un poco en las personas de tu entorno. Verás a gente que vive conectada las veinticuatro horas del día con el teléfono móvil o también, personas que van escuchando música por la calle, otros leen una revista del corazón…
Seguir leyendo

Palabras que se lleva el viento
En la vida te encontrarás con personas que son de palabra. Con estas personas llegarás al fin del mundo, sencillamente, porque son de fiar. En otras ocasiones, te sentirás ante la sensación contradictoria de no saber qué espera otra persona de ti, porque cuando te tiene delante dice o hace cosas que luego no es que no cumpla, sino que olvida por completo. Si aprendes a tomarte esta situación con sentido del humor dejarás de sufrir, y además, dejarás de esperar nada del otro. Asume que sus palabras brotan de un impulso, del deseo de quedar bien, o tal vez incluso, de una atracción física que puede sentir cuando te tiene delante y te ve. Pero nada más.

La clave está en asumir que tu vida es más interesante y más positiva que el hecho de tener que centrarte en adivinar el pensamiento del otro. En saber cuándo te dice la verdad y cuándo no. O lo que es peor… en preguntarte por qué dice cosas que luego no cumple. La realidad es que ese no es tu problema, es del otro. Y te aseguro que si ese es su modo de ser, no sólo tendrá un conflicto contigo sino también, con muchas más personas.
Seguir leyendo

Superación personal: escribe aquello que sientes
Cuando escribes aquello que sientes eres capaz de observar con cierta distancia y objetividad tu mundo interior reflejado sobre el papel. Esta es una de las razones por las que puedes animarte a escribir en tu diario tus vivencias interiores, pensamientos o anécdotas que a lo largo del día te han afectado de una o de otra forma. Existe un momento ideal para escribir: la noche.

Es decir, justo en el momento antes de acostarte ya que en ese instante puedes tener la perspectiva suficiente para analizar cómo ha ido la jornada pero además, también es positivo para conciliar el sueño con un buen sabor de boca. Es decir, más allá de que en tu día haya habido hechos negativos y preocupaciones intenta poner algo que sea digno de recuerdo. Así, cuando pasen los días, las semanas o los meses podrás releer aquello que escribiste en el pasado y seguro que te sientes muy bien. ¿Por qué?
Seguir leyendo