Consejos para estar más activo
La actividad forma parte de la vida de muchas personas. Sin embargo, otras se dejan llevar por la pasividad y la tristeza. En algunos casos, como por ejemplo, en el caso de aquellos enfermos que tienen depresión, deben poner mucho de su parte para luchar contra el deseo de no querer hacer nada. El bienestar surge de la actividad, de la capacidad de tener ilusiones e inquietudes en la rutina diaria.
Seguir leyendo

La vida como espectador
Existen muchas personas que pasan horas interminables a lo largo del día viendo la televisión. Algo que ya de por sí invita al sedentarismo, a la apatía y a la tristeza pero todavía más si hablamos de contenidos telebasura que lejos de humanizar a aquel que se encuentra al otro lado de la pequeña pantalla lo cierto es que produce el efecto contrario.

La vida como espectador no es una metáfora, es la realidad de aquel que no tiene la capacidad de implicarse y de ilusionarse con su destino y que se muestra de forma triste en los casos concretos de personas jóvenes que no tienen la menor ilusión por conocer gente nueva y hacer nuevas amistades. El corazón permanece abierto a la vida en la medida en que dejamos entrar dentro de nosotros a aquellas personas que tienen algo especial.
Seguir leyendo

Librarse de la pasividad
Existen actividades y tareas que aplazamos una y otra vez. Ya sea ordenar los armarios, devolver la llamada a ese amigo que ya nos ha dejado varios mensajes en el contestador o cualquier otro tipo. Como por arte de magia, siempre que nos decidimos a llevarla a cabo, aparece otra cosa más urgente que requiere nuestra atención y olvidamos nuestra tarea pendiente.

Todos aplazamos el hacer cosas que no nos gustan o que debemos hacer por obligación. El problema es cuando esto se convierte en algo normal en nuestra vida, y vamos postergando una y otra vez todo aquello que tenemos que hacer. Esta actitud es muy normal en las personas deprimidas, que no encuentran ninguna motivación para hacer ninguna actividad.
Seguir leyendo