Celos patológicos
Tener celos es normal, y quien más y quien menos se confiesa ser muy celoso o serlo un poco, pero es un sentimiento que nos acompaña siempre que estamos enamorados. Esto se debe a que los celos reflejan nuestra preocupación ante el hecho de perder a la persona amada, pero normalmente podemos racionalizar dichos sentimientos darnos cuenta de que se trata de un problema de inseguridad. En algunos casos esto puede provocar alguna tensión entre los miembros de la pareja, pero sin más implicaciones.

El problema viene dado cuando estos celos normales se transforman en patológicos. En se caso dejan de ser una anécdota y se convierten en una enfermedad, ya que la persona los siente incluso aunque no haya evidencias para ello.
Seguir leyendo