Técnicas para combatir los pensamientos catastrofistas
No es fácil combatir los pensamientos catastrofistas. Una vez que nuestro cerebro empieza parece imposible detener esa búsqueda de todo lo que puede salir mal y de las peores consecuencias que puede tener para nosotros cualquier hecho que nos haya sucedido, por nimio que sea.

Si, por ejemplo, hemos cometido un pequeño error en nuestro trabajo, en nuestra cabeza creamos un escenario en el que al poco tiempo seremos el hazmerreír de los compañeros, nuestros jefes cambiarán la opinión que tienen de nosotros como trabajadores, nos irán quitando responsabilidades debido a nuestra torpeza y, finalmente, nos despedirán, aunque ninguno de esos hechos tenga ninguna base de verdad.
Seguir leyendo