Cuándo es más difícil perdonar
El perdón es una palabra terapéutica. Pero este término visualiza una de las principales distancias entre la teoría y la práctica. Muchas personas saben que perdonar ayuda a sanar las heridas, sin embargo, sienten que no pueden conseguirlo. ¿En qué situaciones es más difícil perdonar?

Cuando el dolor ha sido intenso, tanto que ha dejado una cicatriz profunda. Aquellas heridas que están producidas por un desamor suelen causar una mayor memoria emocional. Y lo que ocurre en estas situaciones es que, incluso cuando la persona cree haber superado el malestar, de pronto vive una situación determinada que le recuerda aquello que había quedado atrás de un modo aparente.
Seguir leyendo

¿Pedir disculpas o pedir perdón?
¿Has hecho daño a otra persona y/o has herido sus sentimientos? Cuando ofendes a alguien aunque no haya sido intencionado lo justo es que le pidas perdón y te arrepientas de haberle hecho daño a esa persona querida para ti. Es posible que pienses que no has hecho nada malo como para pedir perdón o que no ha sido para tanto, pero sólo por el hecho de haber ofendido a alguien es suficiente para que le pidas perdón y así poder continuar con la relación que teníais hasta el momento. Las palabras “lo siento” son muy eficaces para resolver este tipo de problemas.
Seguir leyendo

El perdón te ayuda a pasar página
Existen capítulos de la vida que cuesta más cerrar. En muchos casos, las personas siguen estancadas durante más tiempo en su situación, simplemente, porque no dan el paso de perdonar y no sanan las heridas. Las cicatrices siguen abiertas al alimentar la llama del rencor. El perdón en el contexto de las relaciones personales no significa seguir manteniendo el contacto con otra persona sino lograr comprender lo que pasó y aceptarlo como tal.
Seguir leyendo

¿Para qué sirve el sentimiento de culpa?
¿Para qué sirve la culpa? La sensación de culpa es incómoda, es como tener algo molesto dentro de uno mismo, una voz de la conciencia que te atormenta en ocasiones, con razón pero en otros muchos momentos, sin ningún tipo de motivo. La culpa nos sirve, en positivo, para darnos cuenta de que hemos actuado de una forma contraria a nuestros valores, y somos conscientes de ello.
Seguir leyendo

El perdón llega cuando muere el dolor
El perdón es una palabra que tiene un alto valor a nivel emocional. Los beneficios del perdón son innumerables no sólo para quien los recibe sino todavía más para quien lo otorga y se libera de una pesada carga que lleva sobre la espalda. No perdonar implica seguir alimentando el resentimiento, el enfado, la frustración y la rabia. Estas emociones te contaminan a la hora de vivir el presente. Pero perdonar no es tan fácil, todavía más si la herida ha sido muy profunda.
Seguir leyendo

Perdonar para seguir adelante
No siempre resulta fácil perdonar el daño que nos hacen los demás, especialmente si estamos muy unidos o confiamos plenamente en la persona que nos lo ha causado. Sin embargo, al ser personas diferentes, con interpretaciones y visiones del mundo diferentes, a veces es inevitable que nos hagan daño, aun cuando no tengan intención de ello.

Inmediatamente después de haber sido dañados, nos decimos a nosotros mismos que nunca perdonaremos a esa persona. Este sentimiento es normal, porque nos sentimos dolidos, heridos, enfadados y llenos de rabia. En este momento es importante que nos demos tiempo para calmarnos, reequilibrarnos y pensar sobre lo ocurrido. No se trata de dejar que nos hagan daño sin más, sino de encontrar el camino para que la situación sea lo menos dolorosa para nosotros.
Seguir leyendo

¿De qué sirve pedir disculpas?
No siempre pedir disculpas sirve de algo. Así sucede en aquellos casos en los que se pide perdón sin sentirlo de verdad. O también, en aquellas situaciones en las que la persona que pide perdón, luego no hace nada por cambiar algo de sus actos y mejorar. Además, dependiendo del daño cometido, también se debe hablar frente a la otra persona. Hay gente que piensa que con mandar un powerpoint un poco emocional es suficiente para un reencuentro.

Cuando se ha hecho daño se debe mirar a los ojos de la otra persona. Pero está claro que eso supone un esfuerzo y un nivel de compromiso que no cualquier amigo está dispuesto a asumir. Pero en cambio, pensando en positivo: ¿De qué sirve pedir disculpas?
Seguir leyendo

Motivos por los que es tan difícil perdonar
En cierto modo, a veces, el perdón parece un acto que va más allá de lo humano, sencillamente, porque la capacidad de la persona de olvidar el pasado se frustra en medio del dolor que pudo producir determinado acto. Tal vez se ve de una forma clara en los casos extremos. Un niño que durante años fue víctima del acoso escolar, seguramente, tendrá grandes dificultades para poder mirar a los ojos a aquellos que le hicieron daño y nunca se planteraá la posibilidad de darles una segunda oportunidad.

Del mismo modo, aunque algunas parejas se dan una segunda oportunidad tras una infidelidad, la realidad es que no todo es tan bonito y por ello, muchas veces siempre queda la sombra de la desconfianza flotando en el aire. Pues bien, el dolor es una de las razones por las que es tan difícil olvidar y es que, la huella del sufrimiento es mucho más vigente en el alma humana que la alegría. Es decir, tenemos la capacidad de vivir con más intensidad lo malo que lo bueno, al menos, a largo plazo.
Seguir leyendo