Efectos secundarios de la pereza
La pereza es una sensación de tedio que cuando se produce de forma frecuente puede producir consecuencias negativas en el estilo de vida. Uno de los efectos secundarios de ser perezoso es adoptar la disposición de dejarlo todo para el último momento. De esta forma, aumenta el estrés y la ansiedad al sentir la presión del plazo de tiempo en la realización de una tarea concreta. La pereza se convierte en un estilo de vida en el que la persona tiende a dejar las cosas para otro momento.

De esta forma, se le acumulan asuntos pendientes de resolver e incluso, deja de hacer muchas de las cosas que le hubiese gustado llevar a cabo. Todo ello, lejos de producir satisfacción incrementa el nivel de desencanto personal ante un bajo nivel de satisfacción por las expectativas no cumplidas.
Seguir leyendo

Cómo combatir la pereza
A todos nos ha pasado alguna vez que nos ha gustado y hemos disfrutado de algún momento de pereza en nuestras vidas. Es posible que incluso la pereza sea tu placer por excelencia y te guste disfrutarla… pero no cuando se convierte en un hábito (o práctica) habitual, entonces la pereza puede ser todo un problema para nuestra salud física y emocional. Por este motivo resulta muy importante saber cómo combatirla.

Con esto no quiero decir que a partir de ahora tengas que ser la persona más vigorosa del mundo de la noche a la mañana ¡ni mucho menos! Pero que al menos sepas combatir la pereza y rehuyas de ella cuando no corresponde sacarla a la luz. Porque tener momentos de pereza durante el día no nos hace mal a nadie, incluso puede ayudar a recargar las pilas para afrontar mejor el día, pero la pereza que te ayuda a descansar no es la misma pereza que te obliga a no hacer nada.
Seguir leyendo

Anímate a dar rienda suelta a la pereza
La pereza no es saludable cuando se convierte en norma, sin embargo, es muy necesario dar espacio en la vida al placer de no hacer nada para liberarnos de esa idea del deber constante y de la obligación. Dar rienda suelta a la pereza te releja y te permite disfrutar de ese placer de posponer un asunto para dar prioridad al descanso y a la vagancia. Vivir permanentemente ocupados es agotador.
Seguir leyendo

Di adiós a la pereza matutina
¿Eres de las personas que ponen el reloj cinco minutos más y cuando pasan lo pospones otros cinco más? Entonces es posible que seas de aquellos que por la mañana se aferran a la cama y les encanta sentir las sábanas pegadas a su piel, de esos que al abrir los ojos y saber que hay que levantarse se vuelve un suplicio tal que en ocasiones, hasta se quitan las ganas de desayunar. Si te sientes reconocido y te cuesta dejar la cama cada mañana, te daré algunos trucos para que esa pereza se quede en la habitación y puedas ponerte en marcha y con energía.
Seguir leyendo

Dar rienda suelta a la pereza
Dar rienda suelta a la pereza también es muy sano porque el cuerpo y la mente necesitan sus momentos de relax total y desconexión. En una sociedad marcada por las dificultades laborales y la presión, parece que estamos condenados a estar ocupados las veinticuatro horas del día. Ya que además, las nuevas tecnologías también están orientadas en esa dirección. La ansiedad que sienten algunas personas al dejar olvidado su teléfono en casa muestra esta realidad.
Seguir leyendo

La inactividad aumenta la pereza
El verano es un fiel reflejo de cómo funciona el organismo humano. Sin duda, en vacaciones, cualquier persona tiene mucho más tiempo para llevar a cabo planes, proyectos e ilusiones. Sin embargo, con la inactividad también aumenta la pereza. Y la pereza aumenta especialmente, cuando te dejas llevar por ella un día tras otro. En ese momento, se ha convertido en tu mejor amiga y dejarás de hacer cosas, simplemente, porque te dejarás llevar por la ley del “no me apetece”. Y es que, la pereza es cualquier cosa menos una compañera estimulante que te motiva para superarte a ti mismo.

Con la llegada del mes de septiembre es buen momento para iniciar proyectos y tener la ilusión de llevarlos a cabo. Es decir, no dejes que los deseos de tu corazón se queden únicamente en una promesa que no se concreta. Es mejor que pongas fecha a aquello que de verdad te importa. Por otra parte, la pereza implica tener capacidad de compromiso y autocontrol, sencillamente, porque no siempre tienes que estar a la espera de que sea una causa externa la que te obligue a ponerte en marcha.
Seguir leyendo

Tips para afrontar la pereza
La pereza es una de esas sensaciones a nivel anímico y también, físico que te limitan ya que lejos de ayudarte a aprovechar el presente y a disfrutar el momento, cuando te dejas llevar por la pereza, en cierto modo, te comportas como si el tiempo fuese eterno y no tuviese final.

Conviene matizar que es bueno tener espacio y días puntuales para disfrutar de la pereza. Por ejemplo, puede que un fin de semana te apetezca estar en casa sin hacer nada para desconectar de la presión y del cansancio laboral. En la vida lograrías muy pocos objetivos a largo plazo en caso de que te dejases llevar por la pereza puesto que la constancia, la superación y el trabajo son las claves para crecer a nivel laboral y personal.
Seguir leyendo