Características específicas del ser humano
La admiración es la base de la filosofía. Sin embargo, dicha admiración también es clave en la felicidad. Sencillamente, porque es una maravilla poder sentirte sorprendido ante la perfección del ser humano, la belleza del universo, los misterios de la naturaleza o las incógnitas de la mente humana. ¿Cuáles son las características propias de ese ser tan especial llamado ser humano?

Sin duda, el hecho de estar dotado de inteligencia y voluntad hace que la persona sea no sólo inteligente, sino a la vez, libre de elegir aquello que desea. Por otra parte, al tener memoria, el ser humano también puede recordar su pasado. Los animales siempre caminan hacia delante, sin embargo, el hombre a veces, vive con miedo al fracaso, sencillamente, porque tiene la capacidad de recordar siempre un hecho del ayer.
Seguir leyendo

Crecer como persona
El ser humano nace, crece, se desarrolla y muere desde un punto de vista biológico, es decir, a nivel corporal. Sin embargo, el crecimiento también afecta a otra dimensión más espiritual que es la que otorga un sentido especial a la expresión: “Crecer como persona”. Un crecimiento que implica ser mejor hoy que hace dos años, mientras que en el futuro, serás todavía mejor que en este momento.

Sin duda, en base a la experiencia vivida de una forma consciente y reflexiva, puedes convertirte a largo plazo en una persona más sabia, más prudente, más comprensiva, con mayor nivel de inteligencia emocional, con más claridad de cuáles son tus deseos… Esta claro que el tiempo no otorga todos estos poderes por arte de magia sino que es uno mismo, quien a través de la introspección y el análisis de las vivencias obtiene un mensaje directo.
Seguir leyendo

Psicología humana: la persona no es un objeto
Desde un punto de vista filosófico, el ser humano tiene una grandeza ilimitada en tanto que tiene inteligencia y también voluntad. Es decir, puede conocer la realidad y profundizar en nuevos matices. También tiene capacidad de amar y de elegir aquello que de verdad desea. Pues bien, la libertad es una de las cualidades más positivas del ser humano. En definitiva, la realidad de la persona contrasta con la realidad de un objeto material que sirve para algo, es decir, tiene una función en concreto. Por el contrario, cada persona es única e irrepetible, en definitiva, no puede ser sutituida por otra. Así sucede cuando muere un ser querido: sientes un vacío que no puede ser llenado por nada.

Sin embargo, también existen situaciones en las que una persona puede ser denigrada y tratada como un objeto. Así sucede, por ejemplo, en la amistad basada en la utilidad o en el interés como explica Tomás de Aquino. Por el contrario, en la amistad verdadera, deseas el bien de la otra persona y te alegras por sus éxitos y te entristeces por aquello que le hace sufrir.
Seguir leyendo