Emociones que afectan a nuestra piel
Nuestro cuerpo y nuestra mente forman parte de un todo y están íntimamente conectados. Por ello, cuando no somos capaces de expresar una emoción o estamos pasando por un momento de grandes tensiones sin saber cómo manejarlas, el cuerpo puede convertirse en un escaparate de esas emociones contenidas. Una de las formas más habituales en las que éstas se manifiestas es a través de enfermedades de la piel.

Quienes sufren dermatitis, soriasis, eczemas seguramente habrán observado que se reproducen una y otra vez, especialmente en periodos de gran estrés o de tensiones emocionales que no han sabido resolver.
Seguir leyendo