La presión por los resultados nos aleja del presente
Si tuviésemos que concretar un motivo principal por el que las personas pasan su tiempo con un pie en su presente y el otro en su futuro es por estar envueltas en constantes proyectos que requieren de un resultado específico. Esta filosofía es especialmente visible en el trabajo donde prima la presión por los resultados. Sin embargo, también ocurre en la vida personal que muchas personas gastan una energía muy importante en anhelar de un modo habitual aquello que no tienen.

Simplemente, porque consideran que algo más perfecto puede llegar en el futuro. Cuando actuamos así es como si nuestra felicidad dependiese siempre de algo más, de un factor ajeno a aquello que está sucediendo ahora mismo.
Seguir leyendo

Busca el equilibrio entre pasado, presente y futuro
Aunque es verdad que es importante vivir el presente para sacar el máximo partido a las posibilidades reales que ofrece la vida, en realidad, también conviene tener en cuenta que el pasado es una mochila de sabiduría a la que podemos recurrir siempre que lo necesitemos y el futuro es el marco de perfección humano en tanto que el mañana representa la posibilidad de cumplir un sueño.
Seguir leyendo

Ejercicios para aprender a vivir el presente
Si nos damos cuenta, la mayor parte del tiempo nuestra mente está recordando o lamentando el pasado o planeando o temiendo el futuro, pero pasamos muy poco tiempo centrados en lo que hacemos, en el presente. Esto ocurre no sólo cuando hacemos algo casi automático, como caminar o fregar los platos, sino incluso cuando estamos llevando a cabo una tarea que nos resulta interesante e incluso agradable.

Nos olvidamos, sin embargo, de que uno de los grandes componentes de la felicidad es aprender a vivir el presente, experimentar realmente lo que hacemos, sentimos, comemos, etc., en el momento actual. Al desconectarnos del presente, nos apartamos de nuestra propia felicidad. Para que esto no ocurra, podemos entrenar nuestra mente de nuevo a disfrutar y a vivir intensamente el momento presente a través de algunos sencillos ejercicios.
Seguir leyendo

Vivir el presente, incluso en la adversidad
Vivir el presente, de verdad, al cien por cien, con todos los sentidos puestos en la realidad cotidiana, es un reto difícil pero posible. Sin embargo, es mucho más fácil vivir el momento presente cuando todo va bien, cuando las cosas funcionan y la realidad fluye. En cambio, lo que desea una persona en un momento de adversidad es que esa etapa termine cuanto antes. Sin embargo, la vida también es vida en el dolor, la amargura, la tristeza, la enfermedad… Por tanto, por mucho que genere rechazo esa situación, es importante vivir el presente.
Seguir leyendo

Reconecta con tu presente
A lo largo de nuestra vida hay muchos momentos en los que vivimos casi de forma automática. Nos levantamos, nos vamos a trabajar o a llevar a los niños al colegio, llegamos a casa continuamos con nuestra rutina, nos acostamos y al día siguiente continuamos con la misma secuencia, en una especie rutina en la que se nos pasan los días sin apenas darnos cuenta. Esto sucede especialmente cuando estamos preocupados por algo que ha ocurrido o que puede ocurrir y que nos lleva casi a desconectarnos totalmente del presente.

Esto nos lleva a perdernos la posibilidad de vivir intensamente cada momento, incluso aunque sea haciendo algo tan sencillo como disfrutar de esa página que estás leyendo en el metro mientras vas al trabajo. Nos damos cuenta de que el tiempo se nos ha pasado y no hemos sido conscientes de ello.
Seguir leyendo

Consejos para rescatar lo mejor de tu pasado
El ayer ya forma parte de la historia, sin embargo, ningún ser humano puede desvincularse de aquello que ha hecho. Por mucho que haga años de ciertas acciones y de ciertos momentos. El recuerdo, la memoria y la conciencia nos hacen permanecer, de forma clara, atados al ayer. Sin embargo, de una forma libre, conviene que te eleves por encima del propio camino trazado para realizar una selección. Se trata de traer a tu presente, lo mejor de tu pasado para hacer una limpieza mental. Es decir, para dejar de lado el rencor, la pérdida, el dolor, la tristeza… ¿Cómo rescatar lo mejor de tu pasado?
Seguir leyendo

Vive la alegría en presente
Cada ser humano decide el modo en que quiere vivir. Existen personas que de una forma libre, quedan estancadas en el pasado. Es decir, no avanzan a nivel emocional a partir de un hecho del ayer. De este modo, no se permiten disfrutar hoy. Por el contrario, también existen otras personas que toman la costumbre de adelantarse continuamente en el tiempo, para imaginar qué puede pasar mañana.

Por el contrario, las personas más sabias son aquellas que viven su alegría en presente y que tienen la capacidad de disfrutar el momento actual. El único modo de sentir alegría es conectar las emociones y los sentidos con el ahora. Evidentemente, también se puede sentir gozo a través del recuerdo. Así sucede, por ejemplo, cuando recuerdas los momentos más plenos de tu vida: los inicios de una historia de amor, el día de un éxito profesional, las vacaciones de verano, los momentos compartidos con los abuelos… Pero incluso en estos recuerdos alegres, existe también tristeza, en tanto que ya no son cien por cien reales. Forman parte de la historia.
Seguir leyendo

Carpe Diem
Vive el momento, disfruta del aquí y el ahora. Siente la fuerza de todos tus sentidos. Disfruta de la belleza de un paisaje que muestra contrastes de color dependiendo de la época del año en la que se dibuja. Existe un momento mágico del calendario: la explosión de color natural de la primavera que en breve abrirá sus puertas. Por otra parte, también debes disfrutar del sabor agradable de los alimentos.

La comida también está vinculada con el presente. En primer lugar, porque el ser humano necesita alimentarse bien para sobrevivir y requiere tener sus necesidades básicas cubiertas, pero además, muchas celebraciones también se producen al compás de un banquete.
Seguir leyendo