Excusas que posponen la visita al psicólogo
En muchas ocasiones, la visita al psicólogo se produce más tarde de lo debido porque el paciente que se encuentra en situación de ayuda se pone excusas a sí misma que aplazan esta toma de iniciativa de petición de ayuda. Una de las excusas más frecuentes es la de creer que la tristeza se curará por el tiempo, que no es para tanto y que mañana será otro día y será mejor.

Sin embargo, cuando la tristeza no está causada por un motivo lógico sino que es el síntoma de un malestar emocional más profundo, el tiempo suele llevar a que la pena se enquiste y se forme un nudo en el interior del alma.
Seguir leyendo

¿Qué puedes hacer antes de ir al psicólogo?
¿Qué puedes hacer antes de ir al psicólogo? En realidad, el psicólogo es el último recurso, es decir, la última opción a la hora de solucionar un problema. Sencillamente, porque es positivo que tengas bienestar e independencia a la hora de llevar las riendas de tu vida sin ayuda externa. Acudir al psicólogo cuando es indispensable, es necesario. Sin embargo, antes de dar este paso puedes plantearte otros caminos. ¿Cuáles son?
Seguir leyendo

¿Cómo ser tu mejor psicólogo?
La felicidad está dentro de ti y nace de ti. Es decir, es una responsabilidad propia y no ajena, hacerte la vida agradable, aprender a darte el espacio y la importancia que mereces, pensar bien de ti y de tus virtudes, no culparte por cosas que ya no tienen remedio o por errores de los que pudiste extraer un aprendizaje. ¿Cómo puedes ser tu mejor psicólogo? En primer lugar, teniendo esperanza, incluso, en las circunstancias más adversas. Por suerte, existen películas en el cine que tienen un mensaje profundamente positivo y que pueden servirte de reflexión sobre esta cuestión: La vida es bella es un buen ejemplo.

Pero también, debes intentar estar ocupado y tener una rutina de horarios en tu día a día. El hecho de levantarte un día a las ocho y otro a las doce, por ejemplo, no te ayuda en nada. Además, debes evitar estar mil horas en casa dando vueltas al mismo tema. Los problemas se hacen gigantes cuando se centra toda la atención en ellos. Por otro lado, no hagas de la televisión tu mundo. Disfrútala pero con medida. Existen otros grandes placeres: el cine, el teatro, la escritura, la literatura, un concierto, el deporte…
Seguir leyendo

La primera consulta con el psicólogo
Muchas personas no se deciden a ir a la consulta del psicólogo porque no saben muy bien lo que se van a encontrar, qué hacer o cómo actuar ante él. También existe el miedo a que les juzgue, a no saber cómo comportarse o a cuál va a ser el resultado de la primera sesión. En la mayoría de los casos, sin embargo, resulta mucho más sencillo de lo que habíamos pensado.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que debemos ser sinceros y hablar abiertamente con el terapeuta. Ellos, al igual que cualquier otro médico, están obligados al secreto profesional, pro lo que no debemos temer que nada de lo que digamos en la consulta salga de la misma.

En la primera cita el psicólogo nos pedirá que le expliquemos qué es lo que nos ha llevado a su consulta y por qué, lo que ayudará al terapeuta a hacerse una idea de cuál es nuestro problema y de cómo solucionarlo.
Seguir leyendo

Ir al psicólogo es un hecho normal
Es curioso cómo a pesar de la información que existe sobre temas tan habituales como la depresión, todavía existen muchas personas que tienen un gran pudor a la hora de ir al psicólogo. Existen personas que no ven como algo natural contar sus problemas y confidencias a una persona a la que no conocen de nada. ¿Por qué hay momentos en los que merece la pena apostar por la ayuda de un psicólogo en vez de por el apoyo de un amigo?

Sencillamente, porque aunque la amistad es un verdadero regalo que siempre debes cuidar y cultivar, la realidad es que existen situaciones y momentos de debilidad a nivel emocional en los que sólo puede ayudarte un especialista experto en la materia.
Seguir leyendo

¿Cuándo debemos acudir al psicólogo?
Aunque la figura del psicólogo está cada vez más presente en nuestras vidas, para muchas personas el psicólogo es un profesional al que sólo es necesario acudir cuando tenemos un gran trastorno o desorden psíquico, como una esquizofrenia o similar. Por ello, aunque notemos que algo anda mal, y que necesitaríamos ayuda a para salir de la situación anímica en la que nos encontramos, ir al psicólogo no lo consideramos como una opción, porque nos avergüenza la idea de que el psicólogo nos reprenda por haber ido a molestarle con nuestras “pequeñeces”.

Pero esas “pequeñeces” hacen que cada vez salgamos menos de casa o que no tenemos amigos o que nos tomemos todos los remedios conocidos para intentar no pasar otra noche más en vela, porque hace muchos días que no podemos dormir. Pasa el tiempo y cuando ya no podemos más es cuando acudimos al psicólogo.

No es necesario llegar hasta ese punto. El momento de acudir al psicólogo es aquel en el que nos encontremos ante un problema que, por mucho que lo hemos intentado, no podemos solucionar por nosotros mismos, por ejemplo:
Seguir leyendo