Deja de quejarte
Si nos paráramos a pensar la cantidad de veces al día que nos quejamos por algo, nos quedaríamos sorprendidos. Más aún, seguramente no seríamos capaz de contarlas, porque para la mayoría de nosotros la queja se ha convertido en algo tan cotidiano que ya no somos conscientes de todas las quejas que formulamos, tanto en voz alta como aquellas que atraviesan nuestra mente sin llegar a ser expresadas.

Nos quejamos por tener que madrugar o por no poder hacerlo, porque el metro no llega, porque se quema la tostada, porque llueve, porque no llueve, porque hace frío, porque hace calor…. Y así hasta el infinito y, cuando nos queremos dar cuenta, nos hemos instalado en la queja.
Seguir leyendo

Iniciativa frente a la queja
¿Estás atravesando una temporada en la que te quejas por todo y nada te parece lo suficiente? ¿Crees que te mereces algo mejor pero ahora mismo la vida te muestra su lado más amargo? Entonces, lo primero que debes es cambiar de actitud, es decir, no pierdas el tiempo en recrearte una y mil veces en la tragedia. Transforma la negatividad en creatividad, o lo que es lo mismo, en iniciativa. Piensa en qué es lo que puedes poner de tu parte para empezar a vivir mejor y para soñar con lo imposible.

Existen personas que viven ancladas en la pasividad de la queja. Aquellos que se comportan así no se dan cuenta de que parece que esperan que la solución a la infelicidad va a llegar desde fuera. Y no es así, si quieres que algo cambie en tu vida, entonces, debes ser tú quien se ponga manos a la obra. Existen muchas opciones en este sentido.
Seguir leyendo