La distorsión de la realidad
La belleza de la realidad reside precisamente en su esencia, en el hecho de ser como es. Sin embargo, siendo realistas, todos sabemos lo difícil que es aceptar acontecimientos y sucesos que surgen en contra de nuestra voluntad. Es decir, que a nosotros nos hubiese gustado que las cosas fuesen de otra forma. En general, lo que más cuesta aceptar es el rechazo de otra persona, es decir, el desamor. En ese caso, tú mismo debes protegerte y cuidarte. ¿Cómo? Distorsionando la realidad de una forma consciente. Es decir, evitando quedar con esa persona, por ejemplo, eliminando al otro de tu mapa mental tanto tiempo como sea necesario.

Pero en otras ocasiones, la distorsión de la realidad también surge de recordar el pasado. De forma natural, con el paso de los años, no se recuerdan los hechos tal y como sucedieron, especialmente, cuando hablamos de cosas que pasaron hace muchos años. Pues bien, en ese caso, la fantasía también se mezcla en lo que fue con cómo nos hubiera gustado que fuese todo en realidad.
Seguir leyendo

La realidad supera la ficción
La realidad supera la ficción, de hecho, existen muchas historias de cine que han tomado como punto de inspiración una historia real. Además, aquellas personas que son capaces de escribir poesía, por ejemplo, tienen el poder de regalar magia en estado puro en cuestión de un minuto. Una magia que es más real y más auténtica que cualquier regalo material. Los filósofos tienen claro que en la vida no existen imposibles para aquellos que asumen que el arte de vivir es un misterio tan grande que debes luchar por aquello que deseas siempre y en cualquier circunstancia. Aunque eso implique tener la capacidad de empezar de cero y dejar ciertas cosas atrás.

La vida es una obra de arte inacabada. Me gusta definirla así porque creo que sólo así se puede entender que hay personas que van pasando sus páginas como si fuesen un folio en blanco. Personas que viven marcadas por los roles sociales, por aquello que supuestamente, se debe hacer a cierta edad. La vida te puede sorprender a los treinta, a los cuarenta y a los cincuenta. Es decir, no existe una fecha límite para vivir, ni para soñar. Sin embargo, existen personas que no sueñan. Personas que están inmersas en una vida rutinaria y monótona.
Seguir leyendo

Acepta las cosas tal y como son
Nada puede llegar a ser tan complicado en ciertos momentos como aceptar las cosas tal y como son. Sin embargo, este principio básico del bienestar emocional es clave para no frustrarte cada vez que te ves inmerso en una situación que no te gusta o sientes que los resultados no fueron los que tú esperabas. La vida es así, sencillamente, no todo depende de tu voluntad. En muchos de los factores del destino interviene también la suerte, el azar y por supuesto, la voluntad y los deseos de las otras personas.

Aceptar las cosas tal y como son te libera de la sensación de ansiedad y te abre los ojos para entrar en contacto con el aquí y con el ahora. ¿Crees que es difícil lograr tal objetivo? Entonces, piensas en las horas que pasas dando vueltas a la cabeza a determinados sucesos, analiza los sentimientos de ansiedad y rabia que acumulas a tus espaldas, crece y madura a nivel emocional a la hora de entender que las cosas son como deben de ser más allá de que, a veces, nos gustaría que fuesen de una forma diferente.
Seguir leyendo