Fomentar el respeto hacia ti y hacia los demás
El respeto resulta fundamental para poder convivir entre las personas en una sociedad sana. El respeto es como un vaivén que va y viene o un círculo que se complementa, es lo más importante entre dos y más personas, gracias a él existe la confianza y el vínculo afectivo. Si quieres que te respeten deberás respetar a los demás y si quieres que los demás te respeten también deberás respetarte a ti mismo. ¿Quieres saber cómo fomentar este respeto? ¡No pierdas detalle a las siguientes líneas!
Seguir leyendo

Pasos para aprender a respetarte a ti mismo
Si queremos que los demás nos respeten, respeten nuestros derechos, nuestra forma de vida, de pensar y de sentir, el primer paso que debemos dar para lograrlo es aprender a respetarnos a nosotros mismos. Esto, que en un principio parecería que es algo que todos hacemos de forma inconsciente, no siempre es así, y muchas veces somos nosotros mismos y no los demás, los que nos faltamos al respeto.

Aprender a respetarnos a nosotros mismos, además, nos hará sentir más confianza en nosotros mismos y tendrá también un efecto positivo en nuestra autoestima. Para recuperar el respeto por nosotros mismos, deberemos seguir estos pasos:
Seguir leyendo

Respétate a ti mismo
Siempre se habla del respeto como si fuese una cualidad que se debe tener sólo por los demás. Por ejemplo, los alumnos deben tener respeto hacia su profesor, los trabajadores de una empresa hacia su jefe, los hijos deben mostrarlo a sus padres. Pero… ¿Qué sucede con el respeto que debes mostrar por ti mismo para poder sentirte bien, obrar de acuerdo a tus valores y a tu dignidad? Sencillamente, ese es el comportamiento que debes tener para poder mostrar luego respeto hacia los demás. Y es que, hablando en términos metafísicos, nadie puede dar aquello que no tiene.

De este modo, debes tener un marco claro de valores desde el que poder actuar y moverte en tu día a día. En la actualidad estoy realizando un curso sobre coaching y allí he aprendido algo que me gusta: “Los valores no son buenos ni malos, son limitantes o potenciadores”.
Seguir leyendo

Respeto hacia los demás
Hoy día, el ser humano tiene tantas formas de comunicación que es más que necesario hacer extensible la idea de respeto a más espacios, es decir, no sólo debes ser respetuoso con una persona en el cara a cara sino también, en el espacio virtual. A través de correo electrónico o también, en un comentario que escribes en un blog. Especialmente, porque se pueden expresar todas las ideas del mundo con asertividad, educación y buenos modales.

La televisión actual, a veces, nos deja una imagen muy poco positiva del respeto, sencillamente, porque a veces, brilla por su ausencia. Es decir, la pelea constante no es nada gratificante, la polémica, la falta de compañerismo, los rumores… muestran el lado más negativo del ser humano que tiene inteligencia y también voluntad. Facultades que en un principio ayudan a que cada persona quiera dar lo mejor de sí misma en el día a día y aspire a más.
Seguir leyendo

Respetarse a uno mismo
Cuando somos pequeños aprendemos que debemos respetar a los demás para no dañarlos emocional y físicamente. Pero muchas veces no aprendemos que, además de respetar a los demás, es esencial que aprendamos a respetarnos a nosotros mismos, ya que de ello dependen en gran parte tanto nuestra autoestima como nuestra felicidad.

Normalmente la falta de respeto por nosotros mismos viene dada por una baja autoestima. Si no nos estimamos a nosotros mismos, no somos capaces de reconocer nuestras capacidades y habilidades, y nos descalificamos continuamente, hablando negativamente de nosotros mismos. Es en estos casos cuando permitimos que los demás abusen de nosotros y nos maltraten, y nosotros, como estamos seguros de no valer nada, aceptamos ese comportamiento como el único posible que podemos recibir.
Seguir leyendo