Miedo al ridículo: ventajas e inconvenientes
Casi siempre que se habla de miedo al ridículo, se asocia este concepto, únicamente, con inconvenientes. Por ejemplo, se estima que aquel que sufre este sentimiento de vergüenza, reduce en parte su libertad, pierde naturalidad, deja de lado muchas cosas, simplemente, por miedo. Y es cierto, es decir, no tiene sentido vivir con la esclavitud de temer hacer el ridículo constantemente.
Seguir leyendo

Cómo manejar una situación embarazosa
Un comentario desafortunado, equivocarnos al reenviar ese correo lleno de información personal, encontrarnos en una situación ridícula ante un grupo de personas…todos nos hemos encontrado alguna vez en una de esas situaciones que nos resultan muy embarazosas y en las que lo único que queremos es que se abra la tierra bajo nuestros pies para poder desaparecer y librarnos de ese momento que no sabemos manejar. Sin embargo, conseguirlo no están difícil, y podemos lograrlo poniendo en práctica una serie de estrategias:

– Mirar lo ocurrido con perspectiva: Aunque seguramente nos sintamos totalmente estúpidos por lo que ha ocurrido, en la mayoría de las ocasiones los demás no lo ven tan vergonzoso como a nosotros nos resulta. Por otra parte, no suele pasar de ser un hecho anecdótico que se olvidará pronto, y no algo de lo que tengamos que mortificarnos el resto de nuestra vida.
Seguir leyendo