Risoterapia: el placer de una carcajada
La risa puede ser una manifestación directa del estado de ánimo, sin embargo, incluso las personas que están tristes y están pasando por un mal momento pueden reírse y hacer el esfuerzo de poner al mal tiempo buena cara a través del valor de una sonrisa. La risoterapia es una de las prácticas más divertidas a nivel emocional que puedes conocer. De hecho, hoy día, se imparten cursos sobre esta temática en diferentes ciudades. Cursos que son también una oportunidad para poder conocer gente nueva, vivir una experiencia diferente y hacer nuevos amigos. ¿Quién puede resistirse al placer de una buena carcajada?
Seguir leyendo

Risoterapia: pon en práctica el arte de reírte más
Ser feliz es un deseo universal al ser humano desde el principio de los tiempos. Cualquier persona huye de la tristeza o del dolor dentro de sus posibilidades, mientras que persigue el placer y la alegría que son ingredientes de una vida plena. De hecho, la risa es un efecto natural de dicha alegría interior. En la actualidad, la risoterapia se ha convertido en un valor en alza tanto para reducir el estrés laboral, como para relativizar los problemas presentes a través de la fuerza que produce una carcajada. Una clase de risoterapia se produce en grupo precisamente por eso.

Cuando nos reímos, lo hacemos con los demás porque el sonido de la risa es muy contagioso. El objetivo de una clase de risoterapia es ese: que los alumnos se rían más, que se liberen y se relajen como si no sucediera nada más.
Seguir leyendo

Risoterapia, la risa curativa
Pocas actividades son tan saludables para el ser humano como reír. Cuando nos reímos de verdad el cuerpo se ve beneficiado en muchos aspectos, como es un descenso de la presión arterial, aumento del oxígeno en la sangre, reducción del estrés, mejora de la calidad de la memoria y aumento de la creatividad. Incluso hay estudios que dicen que reír nos puede ayudar a mejorar la respuesta de nuestro organismo ante ciertos tumores.

Aunque para muchos esta técnica es en cierto modo novedosa, no lo es tanto si tenemos en cuenta que ya hace más de 4000 años, en la antigua China, existían unos templos en los que las personas se reunían para reírse con el fin de mejorar su salud. También en la India podemos encontrar templos sagrados donde se ha podido practicar la terapia de la risa desde tiempos inmemoriales.
Seguir leyendo