Conoce la personalidad de los demás a través de su rostro
La forma de nuestro rostro tiene una estrecha relación con nuestra personalidad, al igual que la nariz o los ojos. Conocer dicha relación nos puede ayudar a saber más sobre nosotros mismos y a tener pistas sobre la personalidad de quienes nos rodean.

Quienes tienen el rostro alargado son personas con confianza en sí mismas, que luchan por hacer realidad sus sueños. Un rostro ancho, con frente amplia, indica que son personas sensibles y de mente abierta. Son responsables, cordiales y tienen dotes de mando. Las personas con rostros redondos son joviales, optimistas, con iniciativa y gran capacidad de adaptación a los cambios.

El rostro ovalado indica que la persona que lo posee es idealista, dotada de gran imaginación y delicadeza, especialmente con respecto a sus gustos estéticos.
Seguir leyendo