Celebra el amor por ti en San Valentín
Celebrar el amor en San Valentín o en cualquier otra fecha del calendario es un buen gesto de inteligencia emocional porque estos pequeños hábitos ayudan a cuidar la autoestima y tener una buena higiene mental. Si asociamos San Valentín con el amor de pareja, entonces, muchas personas quedan excluidas de esta celebración. Por el contrario, si conviertes San Valentín en una fecha para brindar por ti mismo, entonces, felicidades porque es tu día y tu momento. El verdadero amor se muestra en el cariño hacia uno mismo, en la autoaceptación y en la ilusión por vivir. Ingredientes que suman muchos gramos de felicidad a una existencia plena.
Seguir leyendo

Estar enamorado de la vida en San Valentín
Existen muchos tipos diferentes de amor, pero uno de ellos, el más profundo en relación con la felicidad, es el amor a la vida, el agradecimiento consciente por estar aquí y ahora, viviendo la vida como tú quieres vivirla, con las personas que te importan y con un camino por delante. En el día de San Valentín, cualquier persona puede estar enamorada de verdad, brindar consigo misma, por haber alcanzado el amor más grande que existe: la gratitud existencial.
Seguir leyendo

Síndrome del soltero en San Valentín
Algunas personas viven con total dramatismo y sufrimiento la soltería y la libertad. En cierto modo, se sienten etiquetadas desde un punto de vista social y se sienten diferentes a aquellos que han logrado formar una familia. Su situación sentimental se convierte en un tema recurrente desde un punto de vista emocional, pero la sensación de angustia que produce el temor de no encontrar nunca a la media naranja, aflora todavía más en momentos puntuales como San Valentín. La fiebre romántica desata a los corazones con motivo de la celebración del Día de los Enamorados.

Sin duda, se trata de un día al que las personas dan el peso justo y adecuado para vivirlo con naturalidad. A fin de cuestas, es un día más. Sin embargo, quienes sufren por estar sin pareja, otorgan a este 14 de febrero mucho más peso en forma de tristeza e incluso, enfado.
Seguir leyendo