¿Es bueno ser muy sensible?
La sensibilidad es una cualidad muy positiva de un ser humano en tanto que le hace apreciar los pequeños detalles y matices que tal vez, pasan desapercibidos para otras personas. De hecho, la sensibilidad es una cualidad que incluso, puede aplicarse al trabajo y al plano laboral. Así sucede en el caso de los escritores, pintores, músicos y demás artes. Además, la sensibilidad también se cultiva a lo largo de los años para que siga viva y crezca.

De lo contrario, también puede suceder que una persona muy sensible deje de serlo y se encierre en sí misma tras acumular muchas decepciones a sus espaldas. No es fácil encontrar el equilibrio en la vida a la hora de medir hasta dónde conviene ser sensible o no. Pero la realidad es que a veces, se puede sufrir más de la cuenta en las relaciones interpersonales por temas que no son tan importantes pero el sujeto los aprecia como tales. Desde esta perspectiva, es relativamente fácil herir la sensibilidad ajena a raíz de un comentario dicho de una forma inapropiada o en el momento más inesperado. Incluso, una broma puede herir a alguien que no la recibe como tal.
Seguir leyendo

Superar la hipersensibilidad
Algunas personas se pasan la vida en la tristeza, siempre al borde del llanto. Si todo lo que te sucede te afectarte mucho o cada obstáculo te desanima, es el momento de decir basta. Anímate y supera de una vez por toda esa hipersensibilidad que no te corresponde.

Lo primero que debes hace es reconocer que eres demasiado sensible y que eso se ha convertido en un problema en tu vida, pues te impide ser plenamente feliz. El primer paso en el camino para encontrar una solución a tu problema es la aceptación. Luego aprende a evitar una sensibilidad irracional. No permitas que todos los sentimientos influyan en tu forma de relacionarte con los demás. Esto funciona acorde con impulsos de ira, euforia o tristeza. Lo importante es encontrar el equilibrio de todos ellos, de modo que no te afecten en tu vida diaria. Si bien es cierto es muy difícil dejar de sentir, sí que es posible interpretar la realidad de una forma más positiva.
Seguir leyendo