Trastorno de despersonalización
El Trastorno de despersonalización se enmarca dentro de los desórdenes disociativos. Quien lo padece puede tener sentimientos de despersonalización, es decir, sentirse a sí mismo separado de sus propios procesos mentales o de su cuerpo o de desrealización, en la que el individuo ve al mundo que lo rodea como algo irreal y a veces es posible que se den ambas sensaciones a la vez, experiencias que van a acompañadas de la sensación de vivir de forma automática, en la que el sujeto es incapaz de relacionarse con la realidad que le rodea.

Es necesario tener en cuenta que tener sensaciones de despersonalización ocasionalmente es algo normal, sobre todo si estamos sufriendo un ataque de pánico o ansiedad, en los que la sensación de irrealidad del mundo que nos rodea forma parte de los síntomas.
Seguir leyendo

El síndrome de París
Cuando echamos un vistazo a los síndromes más curiosos que existen, sin duda uno de los que más nos llamará la atención es el denominado síndrome de París. Y es que la Ciudad de la Luz, icono del amor romántico y escenario de multitud de películas ejerce sobre los turistas una influencia especial, pudiéndoles provocar un trastorno con síntomas físicos de crisis nerviosa que se conoce precisamente así, como Síndrome de París.

Tanto es así que en la embajada de Japón en París existe un departamento dedicado a atender a quienes sufren este síndrome, que cada año, según las estadísticas afecta a 12 de los cientos de turistas japoneses que visitan la ciudad.
Seguir leyendo

El síndrome de Savant: sabios diferentes
Si hay un síndrome curioso, ése es sin duda el síndrome de Savant. Y su curiosidad radica en que se da en personas que padecen autismo o incluso un retardo mental, pero que tienen una serie de habilidades que los convierten en genios.

Estas habilidades son en muchos casos sorprendentes, ya que quienes sufren este síndrome son capaces de hacer multiplicaciones gigantescas sólo con la cabeza, hallar decimales del número pi sin ni siquiera utilizar papel, memorizar cantidades ingentes de datos o números o tienen una memoria fuera de lo común. También existen personas con este síndrome que tiene una capacidad musical fuera de lo común, tanto que son capaces de tocar una pieza completa de música, reproduciéndola con total exactitud, después de haberla escuchado sólo una vez.

Este síndrome fue identificado por primera vez con este nombre por el doctor J. Langdon Down, que fue quien también dio origen al nombre de síndrome de Down.
Seguir leyendo

El síndrome de Tourette
El síndrome de Tourette se denomina así porque quien primero lo describió fue Georges Gilles de la Tourette que documentó los primeros casos que de personas que sufrían tics de movimiento y vocales.

Este síndrome suele aparecer antes de los 18 años de edad y se da con más frecuencia en los hombres que en las mujeres.

Es un síndrome que resulta muy llamativo, ya que sus síntomas principales son tics, tanto motores como parpadeos, muecas, encogerse de hombros o sacudir la cabeza, normalmente acompañados de tics vocales como decir una serie de palabras o frases. Ambos tipos de tics se repiten a lo largo del día y durante bastante tiempo. Entre los tics más llamativos podemos encontrar la coprolalia, que consiste en decir obscenidades o palabras escatológicas y la ecolalia, que impulsa al individuo a repetir lo que otros han dicho. También suelen sufrir otra sintomatología, como obsesiones, compulsiones, hiperactividad o depresión.

La causa de este síndrome sigue siendo desconocida, aunque las últimas investigaciones han revelado que quienes lo sufren presenta alteraciones en ciertas regiones del cerebro como los lóbulos frontales o la corteza cerebral.
Seguir leyendo

Qué es el síndrome del trabajador quemado
El trabajo es una fuente de gratificación y de reconocimiento, especialmente, en un momento de crisis económica en el que muchas personas se encuentran en una situación de desempleo de larga duración o tienen dificultades para llegar a fin de mes. Tener un trabajo es una causa de alegría que te permite desarrollar tu talento y tu creatividad. Sin embargo, un trabajo también debe de reunir las condiciones adecuadas para que te sientas bien al realizarlo. Una de ellas es que haya un buen ambiente de trabajo, que te sientas reconocido y valorado por tu jefe y que tengas los horarios de descanso necesarios.

El síndrome del trabajador quemado afecta como dice la propia palabra a aquellas personas que están cansadas y desgastadas en su trabajo. La falta de motivación es una de las claves para entender qué esta pasando a nivel anímico para que una persona pierda su ilusión por acudir cada día a la oficina y dar lo mejor de sí misma.
Seguir leyendo