Cómo sentirte acompañado en tu soledad
La soledad está ahí, como una sombra frecuente que es una prolongación de nuestra propia esencia. En mayor o menos medida, todos nos hemos sentidos solos en algún momento. La soledad es una de las principales causas de sufrimiento de la sociedad actual, es un dolor anímico que condiciona a quienes añoran un estilo de vida mejor. En algunos momentos, por ejemplo, en un cambio de ciudad, podemos sentir con mayor dolor la falta de relaciones personales. La soledad también puede experimentarse incluso estando en compañía. ¿Cómo sentirte acompañado?

Viajando a través de la imaginación

Es un recurso posible, necesario y que, sin embargo, en muchos casos queda adormecido en una sociedad en la que las pantallas móviles se han convertido en el principal entretenimiento de ocio. Viaja a través de tu imaginación, recréate en momentos felices, sueña sin miedo. Que tengas estas ilusiones no significa que no seas consciente de la realidad.
Seguir leyendo

Qué hacer cuando sufres por la soledad
La soledad se convierte en una barrera emocional cuando se vive con sufrimiento. Muchas personas hacen de su soledad un deleite de libertad mientras que otras experimentan esta situación personal como una cadena. Soledad y sufrimiento son conceptos que no se dan la mano a modo de causa y efecto. Por esta razón, si te encuentras en una situación de este tipo, es recomendable que busques el modo de reaprender nuevas rutinas. ¿Qué hacer cuando sufres por la soledad?

En primer lugar, es muy recomendable que encuentres la causa para poder identificar también un remedio. Si por ejemplo, una persona sufre al llegar cada día a casa y no tener a nadie esperando, puede valorar otras alternativas de estilo de vida. Por ejemplo, compartir piso con otros compañeros gracias a un alquiler común. También es posible adoptar una mascota puesto que el vínculo entre una persona y un perro, por ejemplo, aporta mucha compañía, emociones agradables y autoestima.
Seguir leyendo

Cómo calmar la ansiedad por desamor
El desamor puede provocar una angustia, un vacío interior que produce ansiedad. El miedo a no ser correspondido en el futuro, el temor a la soledad o la tristeza de entregar el corazón y no ser aceptado, produce una herida interna cuyo dolor se suaviza con el paso del tiempo. La ansidad por desamor duele pero se supera. Si estás viviendo una situación de este tipo piensa que cada día es una jornada de sufrimiento que restas en tu proceso de recuperación.

Lo más importante es que intentes continuar con tu vida, rompiendo el contacto con esa persona que te recuerda esa herida que quieres olvidar. Céntrate en otras personas, implícate en tus proyectos de trabajo, organiza algún viaje, haz cosas que te ilusionen.
Seguir leyendo

Cómo prevenir la soledad en verano
El verano es una de las épocas del año acompañada de más prejuicios y estereotipos. Muchas personas se predisponen hacia esta estación como un auténtico paraído, y en muchas ocasiones, se frustran cuando al llegar septiembre, sienten que la experiencia no ha sido para tanto.

La soledad acompaña a muchas personas durante el verano, una estación que viene marcada por un cambio de hábitos y de rutinas. Y esto implica que muchos de los planes y lugares frecuentados durante el invierno pueden desaparecer hasta el próximo otoño. ¿Cómo prevenir este sentimiento de soledad para vivir un verano pleno más allá de cuáles sean tus circunstancias?
Seguir leyendo

Pensamientos negativos unidos al miedo a la soledad
Los pensamientos negativos pueden surgir por un temor en concreto, sin embargo, el miedo a la soledad es uno de los más universales, y por tanto, uno de los que más inseguridades despierta. Las personas que sufren por su soledad, temen especialmente, el momento en el que llega la noche y las horas de sueño se tornan noches en vela en las que se disparan los pensamientos negativos mientras que la llegada del día y de la luz, ayuda a suavizarlos. Los pensamientos negativos que surgen en este contexto están en relación con ese sentimiento de desamparo y vulnerabilidad que siente aquel vive la soledad como una especie de abandono a su propia suerte.

Quien sufre amargura por este tema considera que su vida sería mucho más bonita por estar en pareja o por tener más amigos. De este modo, en lugar de intentar sacar el máximo partido de sus circunstancias personales, se compara constantemente con una opción mejor. Uno de los pensamientos negativos más habituales es el siguiente: “No le importo a nadie de verdad”.
Seguir leyendo

La necesidad de soledad después de una ruptura
La soledad es una necesidad psicológica después de una ruptura ya que después de un tiempo compartido en pareja y tras haber vivido una historia en común, llega el momento de comenzar una nueva etapa.

Y es muy difícil sentar las bases de una nueva relación a partir de una ruptura inmediata ya que en realidad, lo que se necesita es un tiempo de soledad para reflexionar sobre qué pudo pasar, cuáles son las expectativas presentes, respirar el silencio, potenciar el tiempo entre amigos y romper el contacto con el ex.
Seguir leyendo

Consecuencias negativas del individualismo
El individualismo puede resultar una auténtica tentación en muchos momentos: ¿A quién no le gusta la idea de hacer lo que le apetece en cada momento? Sin embargo, a largo plazo, esta forma de actitud produce consecuencias muy negativas ya que además, también debemos partir de la realidad de la propia vida: en algún momento, por muy autosuficientes que nos creamos, la vida nos pone en situaciones en las que necesitamos la ayuda y el apoyo de los demás.

Y si siempre hemos vivido al compás del “yo, yo y yo”, es muy difícil que cuando llegue el momento, otras personas estén dispuestas a ofrecer su apoyo de un modo incondicional.
Seguir leyendo

Cómo sentirte más acompañado
La compañía no solo puede brotar de la presencia directa de estar con otra persona. El simple hecho de sentirnos conectados a nivel emocional con alguien a quien queremos, con un valor que nos da esperanza o con un objetivo de felicidad, nos hace sentir más arropados. Además, existen distintos medios de comunicación y algunos de ellos, producen un agradable efecto de acompañamiento.

Por ejemplo, la radio que centra toda su comunicación en la voz y en el sonido, prescindiendo de cualquier imagen. De este modo, la radio te permite escuchar música o un programa concreto sin tener que detenerte (como sí ocurre cuando ves la televisión).
Seguir leyendo