Se denomina somatización al proceso por el cual se desarrollan síntomas físicos recurrentes como dolores de cabeza, vómitos o musculares que no parecen tener una causa determinada y que llegan a interferir con nuestra vida personal o laboral. El hecho de que por muchas pruebas que nos realicen no encuentren el origen de dichas dolencias se debe a que su causa suelen ser problemas emocionales, estrés o ansiedad.

En cierto modo la somatización es algo que nos ocurre a todos continuamente. Cuando se nos quita el apetito antes de un examen o nos duele el estómago si tenemos que realizar algo que nos pone nerviosos, por poner algunos ejemplos, estamos somatizando, es decir, manifestando con problemas físicos síntomas psíquicos.
Seguir leyendo