Tratamientos para solucionar los tics nerviosos
Cuando iba a la escuela siempre me fijaba en que tenía compañeros con tics nerviosos en el ojo y no entendía por qué les sucedía esto. Después en el instituto recuerdo varios profesores que también presentaba tics nerviosos, recuerdo uno que tenía un tic en la pierna y una mujer que tenía varios tics que alternaba con movimientos con la cabeza y el ojo. Un tic es un trastorno crónico de tic motor que también puede ser transitorio y la gente que lo padece normalmente no se da cuenta, pero significa mucho.

Los tics

Normalmente los tics nerviosos se presentan con parpadeos frecuentes, gestos faciales, movimientos rápidos de piernas, brazos u otras áreas e incluso un tic puede ser un sonido producido como gruñidos, carraspeo o contracciones abdominales o diafragmáticas). Es habitual que las personas una vez que se dan cuenta que tienen tics sean capaces de contener estos impulsos por un breve período de tiempo pero cuando los realizan sienten un gran placer y alivio.
Seguir leyendo

Tipos de tics nerviosos
La mayoría de nosotros, en momentos de mucha ansiedad y preocupación, hemos experimentado cómo se movía de forma involuntaria algún grupo de músculos que normalmente podemos mover a voluntad, como los párpados, los labios, etc, es decir, tic nerviosos.

Estos suelen aparecer en la infancia y desparecer a medida que crecemos, excepto en situaciones de estrés. A veces, sin embargo, continúan repitiéndose en la edad adulta, especialmente cuando tienen su origen en una predisposición genética o en una alteración neurológica. Aunque a primera vista pueden parecerlo, no todos los tics son iguales, y por ello los expertos los agrupan en diferentes categorías:
Seguir leyendo

El síndrome de Tourette
El síndrome de Tourette se denomina así porque quien primero lo describió fue Georges Gilles de la Tourette que documentó los primeros casos que de personas que sufrían tics de movimiento y vocales.

Este síndrome suele aparecer antes de los 18 años de edad y se da con más frecuencia en los hombres que en las mujeres.

Es un síndrome que resulta muy llamativo, ya que sus síntomas principales son tics, tanto motores como parpadeos, muecas, encogerse de hombros o sacudir la cabeza, normalmente acompañados de tics vocales como decir una serie de palabras o frases. Ambos tipos de tics se repiten a lo largo del día y durante bastante tiempo. Entre los tics más llamativos podemos encontrar la coprolalia, que consiste en decir obscenidades o palabras escatológicas y la ecolalia, que impulsa al individuo a repetir lo que otros han dicho. También suelen sufrir otra sintomatología, como obsesiones, compulsiones, hiperactividad o depresión.

La causa de este síndrome sigue siendo desconocida, aunque las últimas investigaciones han revelado que quienes lo sufren presenta alteraciones en ciertas regiones del cerebro como los lóbulos frontales o la corteza cerebral.
Seguir leyendo

Eliminar los tics nerviosos
Parpadear constantemente, realizar alguna mueca, carraspeos constantes de garganta… son muchos y diferentes los modos en los que los tics nerviosos se manifiestan. La causa que provoca los tics no se conoce bien, pero sí se sabe que hay aspectos que los empeoras, como pueden ser la ansiedad o el estrés, e incluso ciertas deficiencias nutricionales, como la falta de magnesio.

Dado que tienen un gran componente nervioso, casi dos tercios de la población tiene o ha tenido algún tic nervioso que, normalmente, desaparece una vez que se termina la causa que originaba el estrés o la ansiedad.
Seguir leyendo