Consejos para hacer frente a la timidez
La timidez es un aspecto que puede convertirse en una gran dificultad para aquellas personas que tienen esta característica en su personalidad, pero como todas las dificultades de relación tienen solución. Para poder hacer frente a la timidez tendrás que poner de tu parte y sin darte cuenta verás cómo las cosas empezarán a marchar bien solas y te sentirás mucho mejor contigo mismo/a.

Si te preocupa lo que los demás piensan de ti, si te pones nervioso con sólo pensar que tienes que hablar delante de gente, si las fiestas de agobian, si no soportas la idea de cometer un error o de hacer el ridículo, si el hecho de sentirte rechazado por alguien te da ansiedad… no te preocupes porque puedes superar todo esto, conocer a personas interesantes y tener amigos. ¡Tú puedes hacer frente a la timidez!
Seguir leyendo

Sácale partido a tu timidez
La timidez es una cualidad del carácter con la que muchas personas sufren. Especialmente, cuando tienen que hablar en público y dar un discurso, a la hora de conocer gente nueva o tomar la iniciativa para ir en solitario a un plan determinado. La timidez crece en la medida en que le das alas, es decir, en la medida en que vas limitando tus actos a merced del miedo que produce sentir malestar.

Sin embargo, la timidez tiene mucho encanto a nivel humano, por ello, aquellas personas que son tímidas deben aprender a sacar partido a su timidez. En primer lugar, tomando conciencia de que se trata de un ingrediente muy positivo en las relaciones interpersonales. En tanto que este tipo de personas suelen tener una gran capacidad de ser buenas amigas, escuchan a la perfección y se implican.
Seguir leyendo

Consecuencias de la timidez
Cada persona tiene su carácter y esa es una fuente de riqueza en el ser humano. Lo cierto es que algunas personas toman la timidez como un problema, otras por el contrario, consideran que esta cualidad del carácter aporta sensibilidad al igual que es un rasgo excelente en la amistad. Generalmente, las personas tímidas tienen mucha paciencia y capacidad de empatía a la hora de escuchar las confidencias, alegrías y problemas de los amigos y de las personas cercanas. Pero a veces, precisamente, las personas tímidas no se dan la misma importancia a sí mismas. Por ejemplo, los alumnos tímidos evitan preguntar en clase cualquier duda ante el miedo de caer en ridículo o llamar demasiado la atención de los demás.

Del mismo modo, las personas tímidas no siempre toman la iniciativa a la hora de hablar de sí mismas en una conversación. Es decir, prefieren hablar de otros factores externos o que sean otras personas el centro de la conversación. La timidez se convierte en una limitación a la hora de conocer gente nueva, por ejemplo, en una fiesta. Lo cierto es que superar el miedo es una de las claves a la hora de poder afrontar la timidez.
Seguir leyendo

Cómo superar la timidez
Hablar en público, entablar una conversación con una persona desconocida…, son muchos los momentos en los que aflora en la mayoría de nosotros la timidez, que suele acompañarse de miedo a hacer el ridículo o a fracasar ante los demás. Debido a ello, si la timidez es más fuerte que nosotros, desaprovecharemos muchas oportunidades tanto en nuestra vida personal como profesional, y por ello nos sentiremos peor con nosotros mismos.

Existen medios para combatir la timidez y lograr que, aunque no desaparezca por completo de tu vida, no te impida desarrollarla con normalidad. Te presentamos algunos de ellos.

– Analiza cuándo aparece. Existen personas que son tímidas en todas las situaciones, y otras que sólo lo son en situaciones determinadas. Sabiendo esto tu timidez te parecerá más manejable.

– No eres ningún bicho raro: Tomo el mundo se siente tímido alguna vez, lo que significa que todo el mundo puede comprender cómo te sientes. Si la timidez viene derivada de que has tenido alguna mala experiencia en este sentido, piensa que no todo el mundo es igual y la mayoría de las personas son comprensivas con las personas tímidas.

– Reconoce tu valía: La timidez nace de que dudas de tus méritos y de la valía de tus actos. Valórate a ti mismo objetivamente y recuerda que tu aportación es tan valiosa como la de los demás.

– Enfréntate a tu miedo: Aunque seguramente es lo que menos te apetece, el mejor modo de vencer la timidez es hacer eso que más miedo te da. Comienza haciéndolo con aquellas personas que te apoyan y en las que confías para después ir poco a poco ampliando el círculo hasta que adquieras seguridad en ti mismo.