¿Cómo cambiar tus creencias?
¿Cómo cambiar tus creencias? Muchas personas se comportan como si las creencias fuesen una realidad estática que no puede modificarse con el paso de los años. Nada más lejos de la realidad, lo cierto es que tú eres el artífice del cambio de tu mapa mental. Las creencias no son verdaderas ni falsas, es decir, no tienen un valor absoluto. Simplemente, son limitantes o potenciadoras.

Te ayudan a vivir mejor, te dan más sensación de libertad, te permiten tener un buen nivel de bienestar, o también, pueden causar el efecto contrario. ¿Cómo puedes cambiar tus creencias? En primer lugar, aprendiendo a relativizar y observar que no todo es blanco o negro, es decir, que no existe un único modo de ver la realidad y de entender las cosas. De hecho, existen tantos puntos de vista como personas diferentes hay en el mundo. Por ello, también debes permitirte cambiar de opinión y poder aprender de otras personas. De aquellas que te hacen bien y que te producen admiración.
Seguir leyendo

Valores fuertes para tiempos de crisis
Sin duda, los valores forman el soporte vital de una persona. De hecho, tener firmeza en los valores te ayuda a sentirte bien contigo mismo incluso, en las situaciones más difíciles. Es decir, los remordimientos de conciencia o el malestar, se producen cuando has hecho algo que va en contra de tus propios principios. Por ello, en un momento de dificultad social que viene de la mano de la crisis económica pero también, de una crisis espiritual profunda, es fundamental trabajar el ámbito de los valores para vivir cada día como un reto positivo. Existe una gran diferencia entre sobrevivir y vivir de verdad en letras mayúsculas con un sentido pleno y concreto.

Los valores vienen marcados por la cultura en la que ha vivido el individuo. También vienen acompañados de la formación, es decir, a mayor nivel de conocimiento, más opciones de trabajar los valores de una forma consciente. La filosofía es una fuente inagotable de espiritualidad para el alma humana. Dentro de este contexto, existen pensadores profundamente religiosos como Santo Tomás de Aquino o San Agustín. Y pensadores que sufrieron mucho por la falta de fe: Sartre es un ejemplo. Y también, Nietzsche. Un pensador que además, de ser uno de los que ha marcado la historia de la filosofía también es un excelente literato.
Seguir leyendo

Cambia tus creencias
Lo cierto es que los valores y las creencias no son verdaderas ni falsas sino que son limitantes o potenciadoras (es decir, te restan libertad o te aportan fuerza o impulso hacia el futuro). Las cosas no pueden ser únicamente de una manera, pese a que el ser humano tiende a vivir creyendo que sus valores son una verdad primordial y universal. En este sentido, conviene relativizar, sencillamente, porque a lo largo de la vida, uno mismo puede cambiar y variar su opinión respecto a ciertos temas.

De hecho, cuando hablamos de superación personal es importante hacer un cambio constante para poder ir mejorando, dejando atrás todo aquello que nos limita y abriendo la puerta a nuevas sensaciones, vivencias e ilusiones. Para poder cambiar los valores y las creencias conviene tener una mente abierta, es decir, aprender de los demás, de otras culturas, de otras formas de vivir y de caminar por el mundo.
Seguir leyendo

Valores y creencias que filtran tu realidad
Cada persona observa su realidad desde su mapa del mundo, sin embargo, el mapa no siempre es el territorio como bien recuerda la PNL. Es decir, al final, existen tantos puntos de vista y maneras de pensar como personas diferentes que tienen su visión particular de una misma realidad. Por otra parte, los valores y las creencias siempre interfieren de una forma o de otra en el modo de afrontar un hecho, observarlo y percibirlo. En este sentido, es muy importante precisar que los valores y creencias no son ni buenos ni malos en sí mismos, simplemente, son limitantes y potenciadores.

Es decir, es muy importante diferenciar este matiz porque entonces, podemos descubrir cuáles son los valores que nos hacen sentir bien y potencian nuestro humanismo y cuáles son aquellos que nos hacen daño. Por el contrario, merece la pena optar por aquellos que potencian nuestras capacidades. Por ello, vive conectado siempre con la constancia, la esperanza, la fuerza y la ilusión porque así podrás adaptarte a los cambios de una forma inteligente.
Seguir leyendo

Crisis de valores de la sociedad actual
Estamos acostumbrados a escuchar hablar sobre la crisis económica de una forma lógica en tanto que el desempleo se ha convertido en una preocupación notable y generalizada a nivel social. En sentido estricto, una crisis también puede ser positiva en tanto que, a nivel humano, por ejemplo, cualquier persona se fortalece tras hacer frente a un momento de dificultad, al igual que el amor puede ser más perfecto y más real tras la superación de una etapa crítica. Sin embargo, algunos autores también se animan a hablar en nuestros días no sólo de crisis económica, sino también, de crisis de valores. Una observación que me parece muy acertada y muy inteligente desde un punto de vista filosófico.

Para empezar, sería importante pensar en el concepto de éxito que se ofrece hoy día. Por una parte, se muestra el éxito como un bien que va asociado de forma directa al dinero y que además, se puede alcanzar de una forma rápida y meteórica. Para entender este punto, sólo tienes que observar cómo se idealiza la carrera de algunos actores o actrices jóvenes que tuvieron un momento de fama gracias al éxito de una serie de televisión.
Seguir leyendo