Tu voz dice mucho de ti
La voz es un instrumento poderoso y quizá lo que nos hace realmente humanos. Nos ayuda a expresarnos, pero no sólo a través de lo que decimos, sino de cómo lo decimos. No hablamos igual, ni en el mismo tono, si queremos reconfortar a alguien o si tenemos que corregirle a un error. Al hablar, modulamos la voz, haciéndola más o menos suave, enérgica, animada, etc., según el contexto y según cómo nos sintamos. Por ello, nuestra voz puede transmitir mucha información sobre nosotros mismos.

La modulación de la voz, el ritmo, la musicalidad e incluso el ritmo al que respiramos mientras hablamos también forman parte de la comunicación, una parte muy importante. Si estamos relajados, nuestra voz sonará completamente distinta que cinco minutos antes de hacer un examen.
Seguir leyendo