Tardamos un quinto de segundo en enamorarnos
¿Es posible enamorarse de una persona en pocos segundos? La existencia del flechazo, es decir, de la posibilidad de enamorarse de alguien con prácticamente sólo mirarle a los ojos, ha sido siempre objeto de controversia y, mientras que para unos es casi una verdad incontestable, para otros no pasaba de ser uno de los muchos mitos que rodean al amor.

Pues bien, bien, según un Estudio llevado a cabo por la Escuela de Medicina de la Universidad de Standford, el flechazo existe y ha sido demostrado científicamente. Y no sólo eso, sino que los investigadores han determinado que tardamos sólo un quinto de segundo en quedarnos prendados de otra persona. Esta es la razón por la que, muchas veces, nos enamoramos de la persona equivocada, porque nuestro cerebro apenas tiene tiempo de procesar que nos hemos enamorado.

Y este enamoramiento es tan intenso que, según investigaciones de la profesora Stephanie Ortigue, de la Universidad de Siracusa, aparecidas en la revista Journal of Sexual Medicine, cuando nos enamoramos, para liberar todos los productos químicos que hacen nacer en nosotros los sentimientos que conlleva el enamoramiento, el cerebro tiene que activar doce áreas al mismo tiempo, liberando neurotransmisores que nos llevan a sentir euforia, felicidad y bienestar, como la dopamina o la oxitocina, es decir, un auténtico torrente químico que anula casi completamente la capacidad de pensar.

Por otra parte, según ha confirmado Ortigue, analizando la sangre de las parejas que acaban de enamorarse, encontró que en ella se pueden observar unos niveles mayores de lo habitual del denominado factor de crecimiento nervioso, molécula que los científicos han relacionado directamente con el amor a primera vista y que sirve para confirmar empíricamente la existencia del mismo.