Técnicas de defensa ante personas tóxicas
Las personas tóxicas nos arrancan la energía y nos hacen sentir mal, es por eso que resulta imprescindible identificar a este tipo de personas para alejarlas de tu alrededor y además, saber técnicas de defensa para que no te puedan perjudicar, herir ni manipular. Atento a estas técnicas que a continuación te explico para que puedas mantener la calma y dominar la situación.

Descarga la tensión

Cuando te venga a la cabeza esa persona tóxica que te genera malestar, contén la respiración y expulsa el aire (soplando) con todas tus fuerzas hasta que se te acabe el aire, y con él toda la negatividad que sientes hacia esa persona. Repite esta acción tres veces y por último aspira una gran bocanada de aire y exhala.

Esta técnica sirve sobre todo cuando existe una persona tóxica en tu alrededor que te irrita y te sientes fastidiado. De este modo oxigenarás el cerebro y te será más fácil pensar.

Enfrentamiento

Esa persona tóxica hace un comentario hiriente, ofensivo, molesto o mordaz. Es posible que no se te ocurra nada gracioso con lo que responder, así que lo ideal es que le respondas con firmeza cómo te has sentido a causa de ese comentario proyectando tu voz y usando un tono moderado.

Esta técnica es eficiente para ganar respeto en terceras personas hacia ti y por ti mismo, tanto en lo que dices como en lo que piensas.

Técnicas de defensa ante personas tóxicas

Comprensión

Para utilizar esta técnica necesitarás mucha fuerza interior, compasión y sentirte tranquilo contigo mismo, además de marcar una bonita sonrisa con un tono amistoso. Hacerlo es difícil ante la negatividad que te produce esa persona pero podrás hacerlo si mientras le miras recuerdas lo desgraciada que se debe sentir como persona a causa de un vacío interior, falta de amor o autodesprecio que sienten. Además y sin que se dé cuenta le estarás ayudando a mejorar su amor propio por lo que su tono agresivo se ablandará y su hostilidad se convertirá en sonrisa.

Desconexión

Desconecta de esa persona y despréndete de cualquier emoción que sientas hacia ella. Sácala de tu vida sin rencores, sin desearle ni el bien ni tampoco el mal.

Esta técnica te la aconsejo para aquellas personas tóxicas que no puedes tratar de ninguna manera porque es demasiado venenosa para ti.