Técnicas de relajación para aliviar el dolor
Cuando el dolor es muy intenso o habitual, además de los medicamentos que nos puedan recetar para combatirlo, podemos utilizar una serie de técnicas que nos ayuden a aliviarlo y a sentirnos mejor, utilizando la relajación o la visualización. Mediante estas técnicas, nuestro cerebro consigue desfocalizarse de la señal de dolor que le envía el cuerpo y de ese modo aliviarlo.

– Relajación: Es importante tener tranquilidad y no ser molestados mientras la practicamos. Sentados o tumbados bocarriba, comenzaremos cerrando los ojos e inhalando lentamente por la nariz y exhalando por la boca. Nos concentramos en la respiración por unos minutos, su sonido, su frecuencia, nuestro tórax que se hincha y se deshincha…

Después, mientras inspiramos, tensamos algún músculo del cuerpo: cerramos los puños con fuerza, tensamos las piernas, etc. Mantenemos esta tensión durante uno o dos segundos, conteniendo la respiración. Después expulsamos el aire, relajando los músculos. Repetimos el ejercicio hasta que hayamos relajado toda la musculatura.

Poco a poco, la relajación hará que la sensación de dolor desaparezca o disminuya, permitiéndonos sentirnos mejor.

– Creación de imágenes mentales: Cerramos los ojos y nos sentamos o echamos cómodamente. De nuevo respiramos profundamente y despacio, inhalando por la nariz y expirando por la boca. Nos concentramos en la respiración y a continuación imaginamos una escena en nuestra mente que nos haga sentir bien. La playa, la montaña, imaginarnos a nosotros mismos sin dolor… recrearemos la imagen de nuestra elección.

Imaginaremos la escena con todo detalle, sintiéndonos seguros. Si hemos imaginado la playa, notaremos la arena bajo nuestros pies, el olor a salitre, el sonido del ma. La recrearemos durante unos diez o quince minutos y cuando vayamos a terminar, aun viendo la imagen, nos imaginamos que el dolor ha desaparecido completamente.

Para terminar, respiramos profundamente, movemos el cuerpo para recuperarnos de la relajación y notaremos que nos sentimos mejor.