Técnicas para protegerte de las personas tóxicas
Las personas tóxicas pueden alterar tu estado de ánimo con su energía negativa, sin embargo, la realidad es que tú también puedes desarrollar tus propios recursos para evitar que este malestar se agudice. El arte de las metáforas, tan presente en coaching y psicología, puede ayudarte a ser proactivo en este tipo de relaciones para cuidarte y no dejarte invadir a nivel emocional por comportamientos que te hieren.

La técnica del paraguas

Así como el paraguas te protege de los efectos de la lluvia, puedes abrir tu paraguas imaginario para que no traspase todas las palabras, actitudes y comportamientos que quieres filtrar de esa persona con la que te gustaría mantener una distancia prudencial aunque, por circunstancias, estés obligado a relacionarte de modo más o menos habitual.

Imagina que este paraguas es como tu escudo protector que te ayuda a mantenerte resguardado y seguro.

Técnicas para protegerte de las personas tóxicas

La técnica de la goma de borrar

Está claro que en la vida no podemos borrar nuestras palabras, una vez dichas. Por el contrario, cuando somos niños aprendemos que es posible escribir para volver a reescribir en una misma parte del texto gracias al efecto casi mágico de la goma de borrar. Puedes utilizar esta metáfora para borrar todo aquello que, desde tu punto de vista, sobra en las conversaciones que mantienes con una persona que realiza comentarios que te afectan.

Quedar en compañía

Si un familiar tuyo te resulta tóxico, puedes marcarte como meta organizar planes de grupo, en compañía de varias personas, porque el poder de la gente tóxica suele ser menor cuando la dinámica de un momento no depende tanto de su influencia sino de la decisión de varias personas. Pero además, si te sientes acompañado por otras personas con las que te llevas bien, también te sentirás mejor al no concentrar tanto tu atención en ese familiar.

La técnica del disco rayado

Imagina que una persona te ha hecho una petición y tú ya le has explicado tu negativa. Sin embargo, sigue insistiendo hasta el punto caer en el chantaje o la manipulación. En ese caso, utiliza la técnica del disco rayado. Utiliza exactamente el mismo mensaje aunque varíes en algo tus palabras. Mantente firme en tu discurso, aunque tu tono resulte mecánico y monótono. De este modo, tienes menos posibilidades de terminar cediendo ante su petición y haciendo algo que no quieres hacer realmente.

Técnicas para protegerte de las personas tóxicas

Trae una canción a tu mente

Cuando estamos con una persona que, por cualquier motivo, nos produce un malestar profundo, podemos dejarnos invadir por ese eco mental que se convierte en una forma de ruido. Allí donde estés, trae a tu mente una canción que te encanta, una melodía que te inspira buenos recuerdos y pensamientos agradables. Es como una forma de poner freno a la negatividad a través de la banda sonora de la esperanza.

No le pidas opinión, ni consejo

No pidas opinión y consejo a una persona que te resulta tóxica. Por el contrario, es muy recomendable que busques actividades en las que el foco de la concentración no esté en vosotros, por ejemplo, ir al cine es una buena propuesta. Este consejo conviene tenerlo en cuenta porque en ocasiones, la mejor solución no es romper el contacto. Por ejemplo, puede ocurrir que alguien a quien queremos y apreciamos esté pasando por una mala racha y esto se esté notando en sus cambios de actitud.