¿Qué es la terapia de grupo?
La terapia de grupo es un tipo especial de terapia en la cual un grupo formado por un número reducido de personas se reúne para ayudarse tanto de forma individual como unos a otros, siempre guiados por un psicoterapeuta profesional. Esta práctica ayuda a quienes intervienen en ella a conocerse a sí mismos y a darse cuenta de que existen personas que comparten con ella experiencia, dolencias, logrando cambios que les permiten mejorar su calidad de vida.

La terapia de grupo se utiliza sobre todo en trastornos relacionados con:
– Dificultades en relacionarse con los demás.

– Enfermos crónicos o de gravedad.

– Depresión, ansiedad y fobias.

– Pérdidas y traumas personales.

– Diferentes trastornos de la personalidad.

Las sesiones de terapia de grupo suelen durar entre 75 y 90 minutos y durante ellas quienes conforman el grupo se expresan de la forma más libres y sincera posible. De este modo, tanto por la explicación del propio caso personal como por la escucha de los casos de los otros miembros, convirtiéndose todos en co-terapeutas unos de otros.

Los participantes en esta terapia son cuidadosamente seleccionados por los terapeutas, para evitar que haya conflictos durante las terapias. El terapeuta actuará sólo como guía, para que durante la sesión se traten los temas que interesan a los pacientes y no se evadan del objetivo principal de la misma. Quienes participan en terapia de grupo pueden seguir también terapia individual si el terapeuta lo cree necesario para la mejora del paciente, aunque suele bastar con la de grupo.

Aunque la dinámica es muy parecida, no es lo mismo la terapia de grupo que los grupos de autoayuda, ya que en el primer caso está enfocad sobre todo a las relaciones entre las personas, mientras que en los grupos de apoyo se pueden tratar otro tipo de dolencias y su función principal es el alivio de los síntomas.